15 propuestas que no te puedes perder para disfrutar los Pirineos de Cataluña

¿Qué tendrán los Pirineos de Cataluña que cada vez atraen a más personas? La respuesta es fácil: son el refugio perfecto para vivir el invierno, estar en contacto con la naturaleza y disfrutar de actividades en familia o con los amigos. ¿Te apetece conocerlos?

1. Deportes de aventura en Val d’Aran

Val d’Aran destila personalidad: tiene una lengua propia, el aranés, es un valle atlántico rodeado por picos de más de 3.000 m, lagos de origen glaciar… un paraíso para los deportes de aventura, en especial el senderismo, la BTT y las actividades relacionadas con el agua.

Alto en el camino para contemplar el pueblo de Salardú en el Val d'Aran/Nuria Puentes

Alto en el camino para contemplar el pueblo de Salardú en el Val d’Aran/Nuria Puentes

2. Vall de Boí: el reino del románico

Enclave de uno de los conjuntos de iglesias románicas más importantes del mundo, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2000. No olvides ir al Centro del Románico de Vall de Boí.

Panorámica de la iglesia románica de Sant Climent de Taüll/J. Barbero

Panorámica de la iglesia románica de Sant Climent de Taüll/J. Barbero

3. Vall de Núria en familia

Además de deleitarte con la estancia, disfrutarás en el camino. El tren cremallera que sube desde Ribes de Freser salva un desnivel de mil metros con unas panorámicas espectaculares. Al llegar, te espera el Parque Lúdico, un paraíso para los más pequeños.

Tren Cremallera de Núria/FGC

Tren Cremallera de Núria/FGC

4. El Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici

El agua es el gran protagonista con más de 200 lagos, lo que lo convierte en el paisaje de alta montaña catalán más espectacular. Piérdete por sus senderos y olvida la rutina paseando por su naturaleza paradisiaca.

Excursión por el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici/Visit Pirineus

Excursión por el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici/Visit Pirineus

5. El fuego toma los Pirineos de Cataluña durante el solsticio de verano

Pone la piel de gallina ver descender en mitad de la noche a los ‘fallaires’ por empinadas pendientes cargando las fallas, unas enormes antorchas en llamas realizadas con cortezas y ramas de árbol. La Unesco acaba de declarar Patrimonio Cultural de la Humanidad estas Fiestas del Fuego del Solsticio de Verano en los Pirineos de Cataluña (21 al 22 de junio).

Falles de Sant Julià de Cerdanyola/Rafael Lopez Monne

Fallas de Sant Julià de Cerdanyola/Rafael Lopez Monné

6. Berga se entrega a la magia de La Patum

Berga se vuelca con la Patum. Cada rincón del municipio transpira el aroma de esta festividad de Corpus Christi que se celebra todos los años. El ‘Salt de plens’ es el momento álgido de la fiesta, cuando la plaza Major se incendia y las comparsas y los visitantes bailan al ritmo de los músicos ‘patumaires’. Su valor histórico, cultural y patrimonial la convirtieron en Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2005.

7. La Catedral de la Seu d’Urgell 

Para rebajar el ardor de las fallas, puedes dar un relajado paseo por Santa Maria de la Seu d’Urgell, la única catedral románica de Cataluña. La monumentalidad y la austeridad de su línea arquitectónica, responde a modelos occitanos y del norte de Italia.

Claustro de la Catedral de La Seu d'Urgell/FrancescTur

Claustro de la Catedral de La Seu d’Urgell/FrancescTur

8. La farmacia de Llívia, decana de Europa

La farmacia de Llívia está documentada desde el año 1594 y se considera la más antigua de Europa. A principios del siglo XVII se hizo cargo de ella la familia Esteva, estirpe que durante siete generaciones la mantuvo abierta, hasta que en 1926 el último farmacéutico la cerró. 

Farmàcia Esteva en Llívia/M. Geli-Arxiu d'Imatges Patronat de Turisme Costa Brava Girona

Farmacia Esteva en Llívia/M. Geli-Arxiu d’Imatges Patronat de Turisme Costa Brava Girona

9. El vértigo del desfiladero de Mont-rebei

Puedes recorrer el desfiladero a pie por un camino de herradura excavado en la roca, o en kayak. Te sentirás diminuto remando por el río Noguera Ribagorçana, custodiado por enormes paredes verticales.

Cruzando el desfiladero de Mont-Rebei en kayak/Oriol Clavera

Cruzando el desfiladero de Mont-Rebei en kayak/Oriol Clavera

10. Adrenalina en el Noguera Pallaresa 

Un recorrido serpenteante y aguas rabiosas de los Pirineos de Cataluña… El Noguera Pallaresa es el mejor río de Cataluña para practicar el rafting. Ven a sortear sus remolinos. ¡La adrenalina será tu compañera de viaje!

Rafting en el Noguera Pallaresa/Lluís Carro

Rafting en el Noguera Pallaresa/Lluís Carro

11. Caminando entre volcanes

El Parque Natural de la Zona Volcánica de La Garrotxa cuenta con más de 40 cráteres volcánicos que recuerdan al terreno irregular de la Luna, pero cubiertos por una vegetación deslumbrante.

Parque Natural de la Zona Volcànica de la Garrotxa/Pep Sau

Parque Natural de la Zona Volcànica de la Garrotxa/Pep Sau

12. Los baños judíos de Besalú

Los judíos fueron auténticos expertos en wellness como lo demuestra el Micvé de Besalú, una casa de baños judía de estilo románico, construida con piedra tallada. Si te acercas a Besalú, no dejes de visitarlo.

El pueblo de Besalúœ/Oriol Clavera

El pueblo de Besalúœ/Oriol Clavera

13. Diversión en el Carnaval de Solsona

Solo por ver la cara de felicidad que pondrán tus hijos, vale la pena acercarse al Carnaval de Solsona. En Solsona han substituido los disfraces por batas de colores que visten las diferentes comparsas. Los gigantes locos bailan al sonido del Bufi, el himno del Carnaval. Una vez lo escuches, no dejarás de tararearlo.

Carnaval de Solsona/FotoRESOL

Carnaval de Solsona/Foto RESOL

14. La obra magna de Salvador Dalí

El Teatro-Museo Dalí es una obra de arte en sí mismo, pero acoge una parte destacada de las creaciones del genio del surrealismo. Dalí lo concibió y diseñó para sumerger al visitante en su universo creativo.

Patio interior del Teatre-Museo Dalí/Imagen M.A.S

Patio interior del Teatro-Museo Dalí/Imagen M.A.S

15. El Monasterio de Sant Pere de Rodes

Oteando el horizonte, en lo alto de la sierra de Verdera se alza el monasterio de Sant Pere de Rodes, bien cultural de interés nacional y uno de los máximos exponentes del románico en Girona.

Monasterio de Sant Pere de Rodes/Miguel Angel Alvarez

Monasterio de Sant Pere de Rodes/Miguel Angel Alvarez

Posts relacionados

Mushing: otra manera de disfrutar de la nieve en Cataluña

Mushing: otra manera de disfrutar de la nieve en Cataluña

Esquía bien, come mejor

Esquía bien, come mejor

Las raquetas de nieve pisan fuerte

Las raquetas de nieve pisan fuerte

Sube la adrenalina sobre una moto de nieve en Cataluña

Sube la adrenalina sobre una moto de nieve en Cataluña

Maneras de probar los Pirineos de Cataluña (Agenda)

Maneras de probar los Pirineos de Cataluña (Agenda)

Agenda Blanca de las estaciones de esquí

Agenda Blanca de las estaciones de esquí

Vivir como un esquimal en los Pirineos de Cataluña

Vivir como un esquimal en los Pirineos de Cataluña