Comer como un ‘foodie’ en los hoteles gastronómicos de los Pirineos (2/2)

En un post anterior os hablábamos de la cocina catalana de los hoteles gastronómicos que puedes encontrar en los Pirineos de Cataluña. Aquí van siete más para que vayas donde vayas a disfrutar de la nieve descanses y pruebes su cocina.

Hotel Vall Ferrera (Pallars Sobirà)

El del Alt Pirineu es el Parque Natural más grande de Cataluña. Un paisaje pirenaico como los de las postales que tiene el pico más alto del país, la Pica d’Estats, y el estanque glacial más grande, el Certascan. En este entorno encontrarás el Hotel Vall Ferrera, en el pequeño pueblo de Àreu. La familia Jubany, que dirige el hotel desde hace cincuenta años, se ha preocupado desde el primer día por tener una propuesta gastronómica de calidad. Predominan el cordero y la caza, acompañados de setas, productos típicos de la zona. Uno de sus platos más reconocidos es el conejo guisado con colmenillas y senderuelas.

Plato del Hotel Vall Ferrera

Plato del Hotel Vall Ferrera

Hotel Restaurante Andria (Alt Urgell)

Desde que entras por primera vez ya te sientes como en casa. El Hotel Andria es familiar, sólo dispone de dieciséis habitaciones en un edificio modernista de la Seu d’Urgell. Buena parte de su prestigio se lo ha ganado gracias a su cocina de montaña, con claro predominio de los arroces, los asados y los guisos. El guiso de ‘gall roig’ del Alt Urgell es una ‘delicatessen’.

Hotel del Prado (Cerdanya)

Planeas hacer una escapada relajante? Apunta: Hotel del Prado. Se encuentra a las afueras de Puigcerdà, en la comarca de la Cerdanya. Dispone de bonitos jardines exteriores. También hay pistas de tenis, zona de juegos infantiles y una piscina exterior. En el restaurante del hotel ofrecen cocina tradicional catalana con platos de temporada. La elaboran con productos de la tierra, así como productos de Denominaciones de Origen Protegidas e Indicaciones Geográficas Protegidas.

Hotel del Prado

Hotel del Prado

Hotel Park Puigcerdà (Cerdanya)

A solo catorce kilómetros de las estaciones de La Molina y Masella, tienes un remedio insuperable para cargar pilas después de una jornada de esquí, el Hotel Park Puigcerdà. Por un lado, encontrarás el spa equipado con jacuzzi, sauna, baños de vapor (‘hammam’), aparatos para desarrollar el tono muscular y cabina con tratamientos a la carta. Por otro, en el restaurante preparan a fuego lento una amplia variedad de platos de cocina de mercado.

Fonda Xesc (Ripollès)

Al pequeño pueblo de Gombrèn, con poco más de 190 habitantes, ha ido a parar una de las estrellas Michelin con que cuenta la cocina catalana. El galardón reconoce el concepto culinario del chef Francesc Rovira, al frente del restaurante de la Fonda Xesc. Su cocina actualiza el recetario regional y evoluciona con los productos de temporada. Solo dispone de catorce habitaciones, que serán tus mejores aliadas para descansar del día a día.

Restaurante de la Fonda Xesc

Restaurante de la Fonda Xesc

Hotel Ca l’Amagat (Berguedà)

¿Sabías que en el Parque Natural del Cadí-Moixeró crecen 1.400 especies y subespecies de plantas con flores y helechos? Representan alrededor de una tercera parte de la flora catalana. Para explorarlo puedes establecer el campamento base en el Hotel Gastronómico Ca l’Amagat, ubicado al lado. El alojamiento es conocido en la zona por el confort de sus instalaciones y por su cocina. Forma parte del Club dels Sabors del Berguedà, asociación de productores agroalimentarios del Berguedà, que se dedica a promocionar los productos y la cocina de toda la vida de la comarca.

Hotel La Quadra (Maçanet de Cabrenys)

Ya has descubierto uno de los monumentos del sabor de Maçanet, pero hay otro, el Hotel La Quadra. En su cocina hacen bandera de las recetas tradicionales catalanas de temporada preparadas con productos de proximidad. Las setas y las anchoas se dan por descontado, pero lo que domina la carta son las carnes, especialmente la ternera de Girona. De hecho, tienen el “Menú del chuletón” que se compone de un primer plato a elegir entre ensalada o jamón ibérico con pan con tomate, y de segundo un suculento chuletón de la Albera, de un kilo de peso, hecho a la brasa y acompañado de guarnición.

Hotel La Quadra

Hotel La Quadra

Tienes claro cuál probarás primero?

Posts relacionados

La cocina marinera de la Costa Brava en el Espai del Peix

La cocina marinera de la Costa Brava en el Espai del Peix

Maneras de probar los Pirineos de Cataluña (Agenda)

Maneras de probar los Pirineos de Cataluña (Agenda)

Agenda gastronómica de los Pirineos de Cataluña

Agenda gastronómica de los Pirineos de Cataluña

El abuelo Agustí, el sabor del Delta de l'Ebre

El abuelo Agustí, el sabor del Delta de l'Ebre

Vinos y naturaleza en la Terra Alta

Vinos y naturaleza en la Terra Alta

Aceite de oliva de autor: la propuesta de Olea Soul

Aceite de oliva de autor: la propuesta de Olea Soul

Los imprescindibles gastronómicos de El Montsià: el arroz y los mejillones

Los imprescindibles gastronómicos de El Montsià: el arroz y los mejillones

Cocina como el Ferran Adrià de la antigua Roma

Cocina como el Ferran Adrià de la antigua Roma

A la pesca de la gamba de Palamós

A la pesca de la gamba de Palamós