Bucea bajo el hielo sin congelarte

Buceadores en la nieve? Sí, esa es la idea. En los Pirineos de Cataluña se organizan inmersiones en lagos helados, tanto si eres un buceador novel como si eres un experto.

¿Que ya te has sumergido varias veces en el mar y crees que es más de lo mismo? Pues no. La flotabilidad y la presión atmosférica son diferentes en un lago de agua dulce, que está a una temperatura de entre 1 y 3 grados, a más de 2.000 metros de altura. Y el espectáculo, también.

Los contrastes de luz son espectaculares. El sol que se cuela por el agujero en el hielo y el oxígeno atrapado en la capa helada de agua producen un efecto casi caleidoscópico. “Como joyas, diamantes y copos de nieve de medio metro”, apuntan desde Busseing Pallars, una empresa que se dedica a organizar estas inmersiones en el lago de Vall de Núria (2.200m) y el lago del Jabalí en Port Ainé (2.250 m).

Los paseos subacuáticos sólo se pueden hacer en grupos de dos o de cuatro personas acompañadas por un instructor. Duran entre diez y quince minutos, y siempre se deben reservar previamente. El material de inmersión lo proporcionan ellos.

Para iniciarse, el lago del Jabalí en Port Ainé es la opción más atractiva por la buena visibilidad que hay bajo el agua y por la facilidad para acceder a él. Los organizadores de la actividad te recogen en la entrada de la estación de esquí y te llevan hasta el lago en moto de nieve. En Vall de Núria, en cambio, la visibilidad bajo el agua es más reducida, pero el trayecto en tren cremallera para llegar a la estación es en sí mismo una experiencia.

Teniendo en cuenta que estarás en una estación de esquí, el complemento más evidente para redondear la escapada es lanzarte a hacer unos descensos de esquí. Si eres amante de la buena mesa, no te pierdas una visita al restaurante Can Mariano, situado en el pueblo de Baro (Pallars Sobirà). Allí te esperan la ‘escudella’, el ‘palpís’, la ‘girella’ o el confitado de cerdo que preparan, que te harán entrar en calor después de haberte sumergido bajo el hielo.

Tienes ganas de perder de vista la rutina? ¿Qué te parece bajo el hielo?

Buceadores en el lago del Jabalí en Port Ainé / Busseing Pallars
Buceador en el lago helado de Port Ainé / Busseing Pallars

Si quieres esquiar en Port Ainé o en Espot, aquí tienes una oferta de forfait y alquiler de material

desde 41,00€ Reservar Pirineus

Actividades

Esquía bajo la luz de la luna en Masella

Esquía bajo la luz de la luna en Masella

La apuesta de Masella por el esquí nocturno ya está consolidada, y no por ello deja de llamar la atención y destacar. Toma nota: esta temporada te esperan trece pistas (tres verdes, seis azules, cuatro rojas y el snowpark) de las cotas bajas y medias para deslizarte por la nieve bajo la luna. Estas pistas están enlazadas por una red de siete remontes que salvan los 420 metros de desnivel del dominio esquiable nocturno.

Rumbo a las cumbres nevadas en máquina pisanieves

Rumbo a las cumbres nevadas en máquina pisanieves

A la mayoría de cosas se les puede dar un segundo uso. Esto mismo es lo que han hecho en dos estaciones de esquí de los Pirineos de Cataluña con las máquinas pisanieves.

Tres rutas blancas con raquetas por los Pirineos de Cataluña

Tres rutas blancas con raquetas por los Pirineos de Cataluña

Qué mejor que calzarte un par de raquetas de nieve para sentirte como los cazadores y los tramperos de antes, acostumbrados a moverse por zonas de difícil acceso y con nevadas constantes en Alaska. Revive sus sensaciones con estas rutas con raquetas por los Pirineos de Cataluña.

Una mañana para aprender a construir un iglú en Cataluña

Una mañana para aprender a construir un iglú en Cataluña

Descubre tu lado esquimal construyendo iglús en los Pirineos de Cataluña. Sí, lo has leído bien, iglús. Entre cuatro o cinco personas pueden construir uno en menos de tres horas. No hacen falta títulos de arquitectura ni conocimientos de ingeniería. Con un monitor de la Associació de Constructors d’Iglús de Catalunya es suficiente. Bueno, y ladrillos de nieve prensada, una pala, una sierra y unos guantes de goma. Y la familia o los amigos, claro.