La cocina de proximidad, esencia de la gastronomía catalana

Cocinar con productos locales, de temporada e incluso cosechados con métodos tradicionales puede sonar algo extraño. Pero muchos chefs optan hoy en día por esta tradición en equilibrio con la modernidad que ha tomado las cocinas. Un ejemplo de ello es Carme Ruscalleda, la chef con más estrellas Michelin del mundo (siete entre sus tres locales). Firme defensora de la cocina de proximidad, apuesta siempre por los productos locales como método para garantizar la sostenibilidad del planeta y también la calidad de los platos.

Felix Lorenzo

Felix Lorenzo

Slow Food: del huerto a la mesa

Y es que la lógica habla por sí sola: los alimentos locales y de temporada se consumen en su momento óptimo, sin pasar por cámaras frigoríficas ni largos trayectos de muchos quilómetros de recorrido. Se ahorra energía y se aprovecha al máximo el fruto de la tierra. Es precisamente esta la opción que promueve el movimiento Slow Food, una tendencia que defiende la utilización de productos locales para proteger el planeta y potenciar la cocina de proximidad.

Ya son 65 los establecimientos catalanes adheridos a él que apuestan por recuperar las tradiciones gastronómicas, y es que no hay mejor manera de transmitir los sabores de la tierra que con ingredientes de la tierra. Convierten Cataluña en uno de los territorios pioneros en introducir este movimiento. Su variedad de productos autóctonos y ecológicos de la mejor calidad es espectacular: de mar, de montaña, carnes, pescados, aceites, frutos del campo…

Antonella Spaccini

Antonella Spaccini

Más información en National Geographic.

Actividades

Las joyas de la cocina catalana

Las joyas de la cocina catalana

De los canelones al trinxat de la Cerdanya, pasando por la butifarra con judías, la escudella amb carn d’olla o los fesols de Santa Pau con bacalao. El recetario catalán es una mina de oro y recoge platos de toda la región.

Pescado sí, pero con responsabilidad

Pescado sí, pero con responsabilidad

El respeto por el planeta es cosa de todos, y en esa línea surge SOSpeix, una iniciativa de la Associació de Naturalistes de Girona y la Institució Altempordanesa per a la Defensa i l’Estudi de la Natura.