La historia hecha camino de montaña

Los caminos son el alma de los Pirineos catalanes. Guardan la historia y las vivencias de la tierra que atraviesan y las cuentan a aquellos que los recorren. Recuperar estos caminos y evitar su deterioro es esencial para no perder las huellas del pasado, y en la comarca del Pallars Sobirà se han puesto manos a la obra. Es el objetivo de la asociación Camí Vell, que lleva desde 2014 emprendiendo iniciativas para restaurar, mejorar y señalizar diversos senderos con presencia histórica en el territorio.

Algunos desaparecen bajo la frondosidad de la vegetación y otros simplemente se ven deteriorados por el paso del tiempo cuando la falta de recursos no permite su mantenimiento. Es aquí donde el pequeño ejército de voluntarios de Camí Vell aparece para evitarlo. Priorizan los senderos que los habitantes de la comarca consideran más importantes y dedican sus esfuerzos a recuperarlos. Además, quieren que estos caminos antiguos sean un motor económico para el Pallars Sobirà.

Su finalidad es concienciar de la importancia patrimonial que tienen los senderos, promover su uso entre la población y divulgar su existencia como vías de comunicación tradicionales entre pueblos. Solo de este modo la iniciativa puede crecer y propagarse a otras comarcas, como ocurría hace un par de años en su vecina Pallars Jussà. Rutas como El pas del temps, Ramat de camins, Camins Vius o La Vall d’Àssua i el Batlliu, un paisatge de novel·la, garantizan recorridos tradicionales de ensueño por paisajes humanos y naturales, cargados de cultura e historia y mucho más.

Más información en National Geographic.

Camí Vell del Pallars Sobirà

Camí Vell del Pallars Sobirà