‘La pinya’: sintiendo la pasión castellera desde dentro

Estás a punto de vivir la experiencia de hacer un castillo, algo que no habías hecho nunca. La respiración de todos los miembros de la piña parece acompasarse. Los brazos construyen unas raíces indestructibles. Cada piso nuevo es una proeza. La ‘enxaneta’ hace la ‘aleta’ y tú formas parte de la piña. Emocionante, ¿no? Te invitamos a hacer de ‘casteller’.

Vivir el fervor ‘casteller’ como un integrante más de la piña es otra cosa, una oportunidad mágica. Y hacerlo en Vilafranca del Penedès, la sede de una de las ‘colles’ más antiguas de Cataluña, un auténtico privilegio. Cuando entras en Cal Figarot, que es mucho más que la sede social y local de ensayo de los Castellers de Vilafranca, sientes un ambiente especial.

Primero, la faja y el ensayo

Los de la camisa verde te reciben con el orgullo de quien sabe que son una de las ‘colles’ con más tradición de Cataluña. Puedes participar en un ensayo y ayudar a cerrar filas. Te descalzas, te envuelven la faja a la cintura y con el grupo de amigos tratas de hacer un pilar. El trabajo en equipo toma una nueva dimensión desde la perspectiva ‘castellera’. Esta tradición catalana ha recibido incluso el reconocimiento internacional al ser considerada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. ¿Quién se atreve a hacer de ‘enxaneta’?

Come fuerte como un ‘casteller’

Si es día de actuación, el grupo desayuna fuerte, unas alubias con panceta, ajo y perejil, y tanta carne a la brasa como se pueda. La experiencia ‘castellera’ seguro que te abrirá el apetito. El colectivo Vilafranca Ve de Gust aglutina los restaurantes con denominación de origen Penedès. Prueba en alguno de ellos el gallo del Penedès -Indicación geográfica protegida-, el pato, el ‘xató’, los aceites, los frutos secos, el melocotón de l’Ordal y, por supuesto, los vinos y cavas de la DO. ¿Has oído hablar del típico dulce local? Búscalo y ponle a tu jornada ‘castellera’ un capricho final.

Si quieres hacer de ‘casteller’ y comer como ellos, aquí tienes algunas direcciones que te resultarán útiles para vivir la experiencia:

Colles Castelleres de Catalunya

Castellers de Vilafranca    Colla Minyons de Terrassa    Colla castellera Capgrossos de Mataró

Castellers de Barcelona    Castellers de Sabadell    Castellers de Badalona    Nens del Vendrell

Colocando la faja de 'casteller'
El primer pilar como 'casteller'
La fuerza del equipo: 'la pinya'
La emoción de haber formado parte de un 'castell' por un día
Momento de recuperar fuerzas comiendo 'calçots'
Una 'calçotada' como fin de fiesta

Mejora el día con una visita y maridaje de vinos y jamón en las Bodegas Torres

desde 24,00€ Reservar Costa Barcelona

Actividades

Vinseum: un ‘must’ de la cultura del vino

Vinseum: un ‘must’ de la cultura del vino

Que el vino es más que una bebida en el Penedès, es una forma de vida, puedes comprobarlo visitando el Vinseum. Cuenta con un gran fondo de más de 17.000 piezas que te ayudan a construir el relato histórico de la viticultura en Cataluña. Podrás ver las herramientas que se usaban muchos años atrás en el campo y en las bodegas, recipientes de cerámica, piezas arqueológicas y obras de arte. Y en Sant Sadurní d'Anoia no te pierdas la visita al CIC, el Centro de Interpretación del Cava.

Ruta al origen de las ‘catànies’

Ruta al origen de las ‘catànies’

A partir de almendras, praliné y cacao en polvo se elabora el bombón más preciado del Penedès, las ‘catànies’. Hoy en día las encuentras en muchas pastelerías, pero si quieres hacer una ruta para probar las auténticas, tienes que ir a Vilafranca del Penedès. Toma nota: dos pastelerías han sido proclamadas guardianas de la esencia de este dulce por clamor popular: Cudié y Catànies Via. La receta original la hacen desde los años 40, aunque con el tiempo también han introducido variantes como las de chocolate negro, yogur o café.

Comida de ‘casteller’: la ‘calçotada’

Preparación

Las buenas jornadas ‘castelleres’ se clausuran alrededor de una mesa con una ‘calçotada’. Para hacerla, los elementos imprescindibles son los ‘calçots’ y la salsa.

Lo primero que hay que tener listo es la salsa. Para prepararla debes poner en un recipiente de batidora los tomates sin piel ni semillas, los ajos pelados, las ñoras, las almendras, las avellanas y el pimentón. Lo trituras todo y añades el aceite, el vinagre y la sal. Una vez lista, la reservas y empiezas a preparar los ‘calçots’.

Los colocas uno al lado del otro en unas parrillas -si quieres les puedes cortar las raíces con un cuchillo-. Prendes el fuego de sarmientos y cuando la llamarada sea viva, pones encima la parrilla hasta que los calçots se pongan negruzcos, primero por un lado y luego por el otro. Los sacas y los envuelves en papel de periódico para que se acaben de cocer. Después sólo queda pelarlos, mojarlos en la salsa y disfrutar.

Ingredientes:

60 ‘calçots’ (para 4 personas).

Para hacer la salsa:

  • Media cabeza de ajos asados
  • 6 tomates asados
  • 2 ñoras
  • Media cucharadita de pimentón dulce
  • 15 g de almendras tostadas
  • 15 g de avellanas tostadas
  • Vinagre
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta