Rutas senderistas para recorrer incluso con nieve

Maneras para disfrutar de los paisajes catalanes, las hay muchas y muy variadas. Una de las mejores para hacerlo cuando llega el frío es con las botas puestas. Cataluña está llena de parajes de gran belleza que invitan a ser recorridos sin prisas para disfrutar de cada detalle del camino. Te proponemos cinco rutas senderistas para recorrer incluso con nieve.

Camin Reiau: Val d’Aran paso a paso

La ruta circular Camin Reiau te descubre los 33 pueblos de Val d’Aran. Discurre por los senderos que antiguamente eran las vías principales de comunicación entre los diversos núcleos habitados. La propuesta divide la ruta en 10 etapas de unos 15 kilómetros. Puedes adaptar el número de etapas a tu forma física o a los días que tengas disponibles.

Camin Reiau de Bagergue.

Camin Reiau de Bagergue.

El rio será tu brújula

El murmullo del agua de la Noguera de Tor te acompañará a lo largo de la ruta. La salida de la ruta es la fuente de la Mena y avanza en dirección norte hacia Caldes de Boí, a tocar del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. El recorrido de 27 kilómetros sigue antiguos caminos ganaderos y estrechas sendas. Por el camino, puedes visitar diversos puntos naturales y culturales, como el Centro de Fauna, la ermita y el puente del Remedio, los robles centenarios, los Salencars de Llesp y Barruera, las iglesias de Sant Feliu y Sant Joan, del s. XI o el mirador de Vall de Boí.

Iglesia de Sant Feliu de Barruera. © Servicios Editoriales Georama

Iglesia de Sant Feliu de Barruera. © Servicios Editoriales Georama

Montardo y Montardo pequeño por Cavallers con raquetas

Bien diferente es esta ruta por el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Es un clásico del senderismo catalán para hacer con raquetas de nieve: la ascensión al Montardo desde el embalse de Cavallers, en la Vall de Boí. La ruta transcurre íntegramente por el parque y se recorre en dos jornadas.

El primer día se sube hasta el bonito refugio Ventosa i Calvell, y el segundo día se culmina con el ascenso hasta la cima del Montardo, a más de 2.800 m. Esta es sin duda una de las mejores atalayas naturales para contemplar el mar de olas blancas que forman las cumbres nevadas de Aigüestortes en esta época del año.

Ruta del Montardo. © Rutes Pirineus

Ruta del Montardo. © Rutes Pirineus

El paraíso de la nutria… y de los niños

Una salida a la naturaleza es un buen plan familiar para ponerlo en práctica uno de estos fines de semana en los que no se te ocurre qué puedes hacer. La Mollera de Escalarre es un paraíso para las nutrias que puedes descubrir en una excursión de casi una hora y media. Es un itinerario muy sencillo y prácticamente todo el recorrido transcurre por una pista fácil y amplia, en la que encontrarás cuatro áreas de recreo. La nutria es un animal que encanta a los más pequeños por su aspecto afable y por las piruetas que hace en el agua… Seguro que los más pequeños querrán llevarse una a casa.

Nutria en la Mollera d’Escalarre. © Richard Martin

Nutria en la Mollera d’Escalarre. © Richard Martin

Prat de Cadí desde Estana con raquetas

Con las raquetas puestas puedes adentrarte en el Parque Natural del Cadí-Moixeró, siguiendo el camino que va desde Estana hasta Prat de Cadí, uno de esos rincones naturales situado a 1.826 m de altura en los que merece la pena perder de vista al mundo. La zona es muy fría y el camino puede estar helado: las raquetas o los crampones serán muy útiles. Paseando por la cara norte del Cadí, descubrirás esta vertiente de la sierra con enormes paredes de roca que parecen acariciar las nubes y la gran biodiversidad que la puebla.

Prácticamente toda la ruta transcurre dentro del parque natural, que debe su nombre a las sierras del Cadí y del Moixeró, unidas por el collado de Tancalaporta y que dan lugar a una impresionante barrera montañosa de 30 km de longitud.

 Ruta de Prat de Cadí. Rutes Pirineus esp

Ruta de Prat de Cadí. Rutes Pirineus esp

Ruta Caraglaçada: la versión invernal de la Ruta Caracremada

En total son 60 km de circuito lineal que se recorren con raquetas de nieve. Se puede completar en 4 días, durante los cuales transitarás por algunos de los valles más bellos del Prepirineo. La ruta Caraglaçada tiene Rasos de Peguera, en el Berguedà, como punto de salida y  el Port del Comte, de llegada. Es la versión de invierno de la ruta del Caracremada, que era el apodo del último maqui catalán, gran conocedor de la zona. La ruta Caracremada es circular y empieza y acaba en Rasos de Peguera.

Ruta Caraglaçada. © Pako Crestas

Ruta Caraglaçada. © Pako Crestas

Si buscas itinerarios, en la Guía de Senderismo de los Pirineos de Cataluña descubrirás algunos recorridos adaptados a tu nivel o en el de tu familia. ¡Cálzate las botas, que empezamos!

 

La imagen de portada corresponde a la ruta del Montardo. © Rutes Pirineus