Siguiendo el rastro de la cocina pirenaica (2/2)

Aparca los esquís un rato y coge el cuchillo y el tenedor. Así sigue esta ruta para descubrir la gastronomía de los Pirineos de Cataluña.

Fonda Farré (Baro)

Al lado de la estación de Port Ainé y del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, la Fonda Farré hace una apuesta decidida por la cocina pallaresa con toques de autor y una presentación muy elaborada para cada receta. ‘Coulant’ de foie relleno de ratafía de los ‘raiers’ de la Pobla de Segur y nueces de la Noguera o ‘carpaccio’ de ternera de los Pirineos con sal de Gerri de la Sal, así suenan los frutos de esta interesante opción culinaria del Pallars Sobirà. Además del restaurante, disponen de habitaciones para pasar la noche y hacer alguna de las actividades de nieve que ofrecen los Pirineos de Cataluña. La combinación de buena mesa y nieve es una apuesta segura.

Hotel Pessets (Sort)

Para comer buenos arroces en el Pallars Sobirà simplemente tienes que conducir diez minutos desde la Fonda Farré hasta el pueblo de Sort. Allí está el restaurante del Hotel Pessets, auténticos artesanos arroceros. La carne y la caza también tienen mucho peso en su carta, basada en la cocina pallaresa tradicional y en los productos de temporada. Como complemento de la gastronomía te ofrecen vinos de la zona. En concreto, los de la bodega El Batlliu de Sort, que se inscribe en la DO Costers del Segre. El hotel forma parte de la Asociación Gastronómica La Xicoia, compuesta por profesionales de la restauración que quieren difundir los atractivos y las características de la cocina de la comarca.

Ca l’Amador (Josa de Cadí)

El restaurante está ubicado en el interior del Parque Natural del Cadí-Moixeró, en una casa que ya había acogido el restaurante de los abuelos del chef Diego Alías. Desde el año 2000 es él quien está al frente y lleva a la mesa una cocina de autor con amplia presencia del producto del territorio y con un ojo puesto en las raíces de la cocina de montaña. Su labor al frente del restaurante fue reconocida en 2015 cuando fue elegido Cocinero del Año en el Fòrum Gastronòmic de Girona. Lo acompaña en los fogones Roger Alcaraz. Este tándem ha convertido Josa de Cadí en un punto de peregrinaje ‘foodie’ de los Pirineos de Cataluña.

El Pont 9 (Camprodon)

Cuando visitas el restaurante El Pont 9, además de su cocina, saboreas el paisaje de Camprodon. Este restaurante familiar, situado junto a un precioso puente del s. XII, destaca por su estética actual y sus idílicas vistas al Ter desde el comedor principal. Ofrecen una cocina actual elaborada con el mejor producto local. El principal aliado de estos platos son los vinos que selecciona Jordi, ‘sommelier’ del establecimiento. Elabora una carta de vinos abierta al mundo que te permite degustar vinos de la DO Empordà, de Argentina, de la Ribera del Duero o de la Borgonya.

Hostal dels Ossos (Santa Pau)

¿Estás de acuerdo en que los macarrones de la abuela son el gran clásico de los menús infantiles? En el Hostal dels Ossos éste es uno de los platos estrella entre los adultos. Compruébalo mirando las mesas de tu alrededor. Tienen un toque secreto que los hace únicos. Su cocina casera se basa en los productos más clásicos de la Garrotxa para servirte recetas como los caracoles adobados, el revuelto de judías de Santa Pau con butifarra ‘esparracada’ y setas, el platillo de los Huesos, el pato con peras, los huesos de espinazo, las ‘farinetes de fajol’. El Hostal dels Ossos forma parte del colectivo Cuina Volcànica, que reúne un grupo de restaurantes que preservan las raíces gastronómicas de la comarca de los volcanes.

Plato del restaurante Fonda Farré
Hostal dels Ossos
Plato del Hostal dels Ossos
Ca l'Amador
Hotel Pessets
Palpís del Hotel Pessets

Actividades

Siguiendo el rastro de la cocina pirenaica (1/2)

Siguiendo el rastro de la cocina pirenaica (1/2)

Cocina de mercado, propuestas de vanguardia o artesanos de los clásicos de toda la vida como los macarrones de la abuela. Aquí tienes algunos de los rincones de los Pirineos de Cataluña que Josep Sucarrats, director de la revista ‘Cocina’, considera que cualquier ‘foodie’ entusiasta debe visitar para poder descifrar los secretos de la cocina pirenaica.

Una estancia con aromas pirenaicos en los hoteles gastronómicos (1/2)

Una estancia con aromas pirenaicos en los hoteles gastronómicos (1/2)

Esta es una propuesta para amantes del descanso y la buena mesa. En Cataluña hay más de 45 hoteles gastronómicos especializados en cocina catalana. Promueven una gastronomía auténtica, tradicional y a la vez creativa, elaborada con productos de proximidad, característicos de la zona que los acoge, y de calidad. Están reconocidos con la Denominación de Origen Protegida (DOP) y la Indicación Geográfica Protegida (IGP).

Comer como un ‘foodie’ en los hoteles gastronómicos de los Pirineos (2/2)

Comer como un ‘foodie’ en los hoteles gastronómicos de los Pirineos (2/2)

En un post anterior os hablábamos de la cocina catalana de los hoteles gastronómicos que puedes encontrar en los Pirineos de Cataluña. Aquí van siete más para que vayas donde vayas a disfrutar de la nieve descanses y pruebes su cocina.

Esquía bien, come mejor

Esquía bien, come mejor

¿Quién no ha soñado con un buen ágape después de un largo día bajando a toda velocidad pendientes nevadas? O, lo que es lo mismo, cómo comer bien y reponer energías después de una agotadora jornada de esquí en los Pirineos de Cataluña.