Los Pirineos de Cataluña desde el aire

Tanto si has soñado con volar alguna vez, como si has volado (aunque sea en sueños), subirte a un helicóptero puede ser una experiencia intensa para ver de cerca los picos nevados de Val d’Aran, un laberinto de 620 kilómetros, lleno de valles y parajes de postal.

¿Sabías que estuvo prácticamente aislado al tráfico hasta 1948? Los nativos saben del encanto que produce este rincón montañoso que tiene un 30% de su territorio por encima de los 2.000 metros, una gran barrera natural que quita el hipo a vista de pájaro. Napoleón seguro que tuvo pesadillas cuando, a principios del siglo XIX, decidió invadir este pequeño reducto natural. Quien tuviera alas, debió pensar.

Los de Pyrénées Héliski conocen la debilidad del hombre para volar. Desde Vielha, capital del Val d’Aran, ofrecen excursiones de altura para grupos de cuatro o cinco (depende de si viene un guía o no). Si vives la vida exprés hay un itinerario de 15 minutos, que recorre la mitad del valle. Si te sientes heredero de Ícaro, este peculiar producto mitológico griego, y quieres disfrutar de más tiempo en las alturas, hay un tour de media hora que muestra todos los rincones. Por suerte hoy en día no tenemos que fabricar nosotros las alas y pegarlas con cera. Nos basta con contratar un helicóptero.

Un reto mientras estés volando: ¿eres capaz de ver un ursus arctos paseando por los Pirineos de Cataluña tranquilamente? Un oso pardo, vaya. Los entendidos dicen que, en ocasiones, es posible.

El Val d’Aran en autogiro

¿Sabes lo que es un autogiro? Es un híbrido entre avión y helicóptero, con alas y propulsado por una hélice. Alti Sport Aventura te ofrece la posibilidad de sobrevolar el Val d’Aran con un autogiro. Su particular diseño le permite volar a velocidad lenta, para no perder detalle del paisaje, y tiene una gran capacidad de maniobra. La duración de vuelos que te ofrecen es variada, dispones de recorridos que van de los 10 a los 60 minutos.

Autogiro/Alti Sport Aventura

Autogiro / Alti Sport Aventura

Heliski: el placer de deslizarse por nieve virgen

Otra actividad que puedes hacer en el Val d’Aran es el heliski, una modalidad de deporte extremo para esquiadores con un nivel técnico muy avanzado. Consiste en acceder en helicóptero a rincones de la montaña fuera del alcance del resto de esquiadores, emplazamientos donde tus huellas serán las primeras que queden marcadas sobre la nieve. Desde allí arriba emprenderás interminables descensos mientras disfrutas de unas vistas privilegiadas.

Antes de subirte al helicóptero es necesario que te informes de las condiciones meteorológicas, del riesgo de aludes y que vayas equipado con un Arva, una pala y una sonda.

Quizás ha llegado el momento de dejar atrás tus miedos para dejarte seducir por los Pirineos de Cataluña desde el cielo.

Heliski / Pyrénées heliski

Heliski / Pyrénées heliski

 

La imagen de portada es de Pyrénées Heliski.