A la nieve con los niños

¿Una escapada a la nieve es un must de tu agenda familiar invernal? Pues aquí tienes unas cuantas ideas para disfrutar de las estaciones de esquí y de montaña de los Pirineos de Cataluña más allá del esquí. Hay para todas las edades, con diferentes niveles de dificultad. Las estaciones cuentan con instalaciones pensadas exclusivamente para el disfrute de los pequeños, organizan salidas con raquetas, motos de nieve o fiestas temáticas.

Un parque de atracciones en la nieve

Vall de Núria es sinónimo de tiempo en familia. La estación cuenta con un espacio pensado para que disfrutes de la nieve con tus hijos. El Parque Lúdico tiene pistas de trineos, un recorrido de juegos de equilibrio en altura, una tirolina e incluso un rocódromo para los más pequeños.

Una de las actividades estrella es el tubbing, una especie de versión invernal de los clásicos toboganes de los parques acuáticos por donde te lanzas deslizándote encima de un flotador. La pista no tiene agua, es una superficie resbaladiza por la que bajas a toda velocidad.

La opción Vall de Núria no sólo es atractiva por la oferta de actividades familiares, también por la experiencia que es el viaje hasta la estación con el tren cremallera. Es un recorrido de 12,5 kilómetros que supera un desnivel de más de 1.000 m para ofrecerte unas panorámicas únicas del valle.

Parque Lúdico de Vall de Núria / © Oriol Molas - FGC

Parque Lúdico de Vall de Núria / © Oriol Molas – FGC

La adrenalina de la moto de nieve

Ir en moto de nieve por algunos de los parajes más escondidos de los Pirineos de Cataluña es una experiencia que engancha. Puedes recorrer los paisajes nevados sin necesidad de carretera o de camino y te aportan una sensación de libertad aún mayor que la de la motocicleta. En la estación de La Molina puedes vivir con tus hijos la experiencia de pilotar una moto de nieve.

La actividad siempre se realiza a partir de las 17 horas, con reserva previa, acompañado de un guía, y con motos que pueden ser monoplaza o biplaza. Los distintos itinerarios oscilan entre los 15 y los 90 minutos. También existe la posibilidad de conducir de noche en un ambiente donde el blanco que te rodea aumenta la luminosidad de las potentes luces de las motos y te deja inmerso en una naturaleza cargada de juegos de claroscuros.

El coloso de la nieve

También en La Molina tienes otra actividad motorizada para explorar los paisajes nevados de los Pirineos de Cataluña. Todos los viernes y sábados de la temporada a partir de las 17 horas, siempre y cuando las condiciones meteorológicas y de la nieve lo permitan, organizan excursiones en máquina pisanieves. Puedes subir a la cabina de este coloso de la nieve con los amigos o la familia, e iréis acompañados por un guía especializado que os explicará los puntos más interesantes del recorrido.

Para hacer una de estas rutas es indispensable reservar previamente y que el grupo sea de un mínimo de seis personas.

Ruta en máquina pisanieves / © La Molina - FGC

Ruta en máquina pisanieves / © La Molina – FGC

Ruta con raquetas: éxito asegurado

Una ruta con raquetas de nieve lo tiene todo para triunfar entre los más pequeños de la casa. A los niños les picará la curiosidad saber cómo se anda con estos artefactos, darán alas a su espíritu explorador caminando por parajes naturales nevados y pasarán tiempo contigo.

Desde la estación de Port Ainé organizan una ruta familiar con raquetas por el Parque Natural del Alt Pirineu. Es un recorrido circular de unas dos horas que os introducirá, de la mano de un guía oficial del parque, en los extensos bosques de pino negro. A lo largo del camino encontraréis una serie de paneles interpretativos para conocer las principales plantas y animales que habitan en estos bosques. También podréis disfrutar de una bella panorámica del entorno del Massís de l’Orri desde el mirador de la Coma del Forn.

Para hacer la ruta es necesario haber efectuado reserva previa y llevar un material mínimo indispensable: botas de montaña, agua, crema solar y gafas de sol.

Salida con raquetas de nieve / © Port Ainé - FGC

Salida con raquetas de nieve / © Port Ainé – FGC

Después de la nieve, románico

Otra ruta en raquetas te espera en la estación de Boí Taüll. Es una excursión guiada de iniciación para subir una pequeña cima que hay junto a la estación. El itinerario, de unos 5 kilómetros, se recorre en dos horas y media. La propuesta es muy buena para hacer con amigos o en familia, porque tiene una dificultad técnica fácil-moderada. Los niños a partir de los 8 años pueden completarla sin muchos problemas.

Ya sin las raquetas, la jornada puede terminar descubriendo el patrimonio cultural de la Vall de Boí. En el Centro del Románico de la Vall de Boí organizan unas visitas guiadas en familia para que no pierdas detalle de uno de los conjuntos de iglesias románicas más importantes del mundo, catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Ya verás las exclamaciones de sorpresa de los más pequeños cuando vean el videomapping del pantocrátor de Sant Climent de Taüll. 

Fiesta en el Mini Club de l’Esquirol

La estación de Vallter 2000 dispone de un servicio de ludoteca dentro del Jardín de nieve – Mini Club de l’Esquirol. Mientras tú bajas pistas sin parar, los niños pueden participar en talleres y juegos didácticos acompañados por personal cualificado. Funciona los fines de semana de 10h a 14h y es para niños de entre 3 y 8 años. Para que los niños que repitan visita no se aburran, organizan fines de semana temáticos: de piratas, de animales, de princesas y caballeros… La animación no faltará.

Con el Mini Club como escenario principal, el día 2 de febrero la estación organiza una gran fiesta infantil. Consistirá en una gimcana que incluye el juego del arrencacues, pasear una bola de nieve con una cuchara, la carrera de globos o la búsqueda del tesoro. ¡Lleva a tus hijos a la fiesta de Vallter 2000!

Mini Club l'Esquirol / © Vallter 2000 - FGC

Mini Club l’Esquirol / © Vallter 2000 – FGC

Circuitos para aprender

En las cotas 2.000 de las estaciones de Espot y Port Ainé esta temporada ponen en marcha dos nuevos circuitos infantiles. Estarán anexos a los parques lúdicos y los han diseñado para que los más pequeños puedan aprender a esquiar tranquilamente y con seguridad.

En Espot lo han bautizado con el nombre de Lo Tamarro, una bestia presente en las leyendas y fábulas de la región, y el de Port Ainé lleva el nombre de Gall Fer (urogallo), un ave típica de la zona.

Posts relacionados

Descubre a tus hijos la pasión por la nieve

Descubre a tus hijos la pasión por la nieve

Estaciones familiares: a la nieve con los pequeños (2/2)

Estaciones familiares: a la nieve con los pequeños (2/2)

5 años es la edad ideal para que los más pequeños empiecen a esquiar

5 años es la edad ideal para que los más pequeños empiecen a esquiar

Vivir como un esquimal en los Pirineos de Cataluña

Vivir como un esquimal en los Pirineos de Cataluña

Cambia los esquís por las dos ruedas del segway

Cambia los esquís por las dos ruedas del segway

Más nieve por menos dinero en Cataluña

Más nieve por menos dinero en Cataluña

Agenda Blanca de las estaciones de esquí

Agenda Blanca de las estaciones de esquí

Las estaciones de montaña más familiares de los Pirineos de Cataluña

Las estaciones de montaña más familiares de los Pirineos de Cataluña