Cinco maneras de recorrer las Terres de Lleida

En kayak, a caballo, en globo … te proponemos cinco maneras diferentes para descubrir las Terres de Lleida. El punto de partida: Lleida, la capital. Desde aquí el itinerario recorre todos los rincones del oeste de Cataluña mostrándote una de sus caras más salvajes, el desfiladero de Mont-rebei, y la más tradicional, el proceso de elaboración del vino y el aceite, o incluso la producción de sal.

 Día 1: La Lleida más cultural

La imponente silueta de la Seu Vella corona el perfil de Lleida. Se trata de la antigua catedral de la ciudad, una de las edificaciones más importantes de la arquitectura medieval europea. Aquí, en uno de los puntos más elevados de Lleida, da comienzo la ruta por las Terres de Lleida. Una vez visitada la Seu Vella te encaminas hacia el castillo del Rey, conocido popularmente como la Suda. El nombre ‘suda’ hacia referencia a la fortaleza andalusí construida durante el siglo IX en el lugar que hoy ocupa el castillo. También es el nombre con el que las fuentes medievales designan el barrio noble que se extendía por la colina. El descubrimiento de la vertiente más cultural de la capital de la provincia se completa con una visita al Museu de Lleida, que repasa la historia de la región: del paleolítico al siglo XX en poco más de una hora de recorrido.

La Seu Vella de Lleida. Agència Catalana de Turisme / Ramón Gabriel

La Seu Vella de Lleida. Agència Catalana de Turisme / Ramón Gabriel

Una buena manera para finalizar el día es moviendo el esqueleto a ritmo de swing en el Raimat Golf Club o haciendo una degustación de vinos en las bodegas Raimat. ¿Sabías que todos sus vinos disponen del certificado de Producción Integrada? Este reconocimiento garantiza que sus productos son de calidad y que se han elaborado mediante métodos respetuosos con la salud humana y el medio ambiente.

Día 2: El alma y el corazón de las Terres de Lleida

La fiebre del oro aún perdura en Balaguer. Allí puedes aprender la técnica del bateo y buscar pepitas de oro en el Centro de Interpretación del Oro del Segre. Agita el ábaco, ¡y quizás te lleves a casa un recuerdo dorado!

El aceite es el alma de las Terres de Lleida. Para conocer los métodos tradicionales de elaboración, te proponemos el molino de aceite de Algerri. Si el aceite es el alma, el vino es su corazón. En la bodega La Gravera se propusieron un reto mayúsculo: convertir un antiguo yacimiento de grava en unos viñedos fértiles. ¡Y lo consiguieron! Producen unos vinos biodinámicos excelentes.

La tarde la puedes pasar caminando mientras sigues el curso del Subcanal d’Urgell o conocer el pasado neandertal de Catalunya en La Roca dels Bous. En esta cueva se conservan casi intactas pinturas rupestres de hace 50.000 años.

Vides de La Gravera. La Gravera

Día 3: ¿Conoces el municipio más salado de la Terra Ferma?

El pistoletazo de salida al tercer día de recorrido lo dará un paseo por el pantano de Sant Llorenç de Montgai. Este embalse, construido en 1930, ha propiciado la aparición de un importante ecosistema, declarado Reserva Natural de Fauna Salvaje. Allí observarás diferentes especies de aves y un bosque de ribera que rodea al pantano. A unos 20 minutos en coche del pantano se encuentra la Cueva dels Vilars, un yacimiento rupestre de la Edad de Bronce. Si te acercas hasta allí, no dejes de preguntarle a alguno de los guías quién fue Josep M. Borràs i Viu, un vecino de Os de Balaguer. Su figura es clave para entender la historia de la cueva.

¿El nombre de Vilanova de la Sal viene de…? ¿Fácil, no? Tiene unas importantes salinas, que empezaron a ser explotadas en la prehistoria y que funcionaron hasta la década de los 80 del siglo pasado. Ahora, desde hace un par de años, este patrimonio histórico del siglo XI se ha recuperado y se ha abierto al público. ¿Sabes que son las flores de sal? Pues en Vilanova te esperan y también aprenderás cómo se elabora la sal artesanalmente.

Para cerrar el tercer día, acércate hasta el edén astral que hay en la sierra del Montsec. En una de sus colinas se ubica el Parque Astronómico del Montsec,  que organiza un divertido taller de cohetes espaciales. Es una actividad perfecta para hacer con los más pequeños porque construiréis vuestro propio cohete y lo haréis volar en 10, 9, 8, 7… ¡a volar!

Pintura rupestre en la Cueva dels Vilars. Agència Catalana de Turisme / Imagen M.A.S

Pintura rupestre en la Cueva dels Vilars. Agència Catalana de Turisme / Imagen M.A.S

Día 4: Emulando a Indiana Jones en el desfiladero de Mont-rebei

El desfiladero de Mont-rebei es de película. Es un lugar donde perfectamente se habría podido rodar alguna escena de Indiana Jones por el aura de naturaleza salvaje que desprende. Hoy te proponemos la mejor manera de recorrerlo sin perderte un ápice de su majestuosidad: cruzarlo en kayak. A través de las enormes paredes verticales del desfiladero de Mont-rebei, que alcanzan los 500 metros de altura, se abre paso el río Noguera Ribagorçana. En alguno de los tramos del curso fluvial, el desfiladero llega a tener una anchura mínima de 20 metros. Te sentirás diminuto remando por sus aguas.

Si quieres seguir el día con actividades acuáticas, en el embalse de Terradets tienes diversas propuestas. Desde un vertiginoso recorrido de esquí acuático a un relajado paseo en oxoon, una pequeña embarcación ecológica a motor. Puedes completar esta jornada deportiva con una ruta en bicicleta por la rocosa sierra del Montsec o sobrevolar toda la región con en globo. A vista de pájaro, ¡el desfiladero del Mont-rebei también impresiona!

Congost de Mont-rebei. Ara Lleida / Oriol Clavera

Ruta en kayak por el Congost de Mont-rebei. Ara Lleida / Oriol Clavera

Día 5: El agua es la protagonista en el Pallars Jussà

El quinto día será más descansado que el de ayer. ¿Te apetece un paseo en tren? Desde Tremp parte el Tren dels Llacs hasta la Pobla de Segur. Esta línea ferroviaria serpentea entre las cordilleras de la comarca del Pallars Jussà, siguiendo el curso del río Noguera Pallaresa y atravesando diversos puentes y túneles. Son 20 minutos de trayecto reservados para el disfrute. Ya que estás en la Pobla de Segur, no dejes de visitar el Espai Raier. En este espacio se recogen los orígenes del transporte fluvial de madera de la región que hacían los raiers. Estos singulares marineros de agua dulce navegaban río abajo a bordo de unos troncos de madera que más tarde se utilizaban para construir barcos, ciudades o cualquier otra infraestructura. Su papel fue clave para el desarrollo de la región. Una degustación de vinos D.O. Costers del Segre, en Talarn, es una manera excelente para acabar la mañana.

La tarde seguirá con deportes acuáticos. Para ello, la mejor opción es el pantano de Sant Antoni, la superficie de agua dulce más grande de Catalunya. Practicar el esquí surf en sus aguas planas como un lienzo, ¡es una gozada! El quinto día del recorrido lo despedirás con un taller de elaboración de ratafía, un licor muy típico de Catalunya.

Descenso de los raiers durante la Diada dels Raiers. Agència Catalana de Turisme / Gemma Miralda

Descenso de los raiers durante la Diada dels Raiers. Agència Catalana de Turisme / Gemma Miralda

Día 6: ¿Por qué ondea una bandera en el Castillo de Montsonís?

En el Pallars Jussà hoy en día es fácil ver ciervos, jabalíes, zorros… pero hace más de 65 millones de años por aquí campaban a sus anchas los titanosaurios. Era un tipo de dinosaurio de entre 9 y 12 metros de altura que pesaba 13 toneladas. El sexto día la ruta por las Terres de Lleida arranca siguiendo el rastro de los reptiles titánicos que poblaron esta región de Catalunya en el Museo de la Conca Dellà. Además de información paleontológica, en el museo también hallarás restos arqueológicos de los poblados romanos que poblaron Isona.

¿Qué te parece avanzar en el tiempo desde la época del imperio romano hasta la Edad Media? Para hacerlo, te espera por la noche, luciendo sus mejores galas, el Castillo de Montsonís. Lo localizarás fácilmente porque se encuentra en la parte más elevada del pueblo de Montsonís y estará completamente iluminado para la ocasión. A medida que te vayas acercando, fíjate en un detalle: en una de sus torres ondea un estandarte. Esta bandera no es decorativa, significa que el castillo aún está habitado. ¿Quieres saber quién vive en un castillo en el siglo XXI?

Día 7: Oda al turrón en Agramunt

Si nunca lo has probado, no puedes dejar escapar esta ocasión. El turrón de Agramunt es un deleite para el paladar. En el Museo del Turrón y el Xocolate, recopilan todos los pormenores de esta tradición secular del municipio de Agramunt. Al final de la visita degusta alguno de los turrones artesanales. Más vale que dejes espacio en la mochila, porque cuando los pruebes querrás llevarte alguno para la familia.

El séptimo día ha empezado con buen sabor, ¿te apetece continuarlo haciendo un poco de ornitología? En el Estanque de Ivars y Vila-sana hay más de 240 especies de vertebrados catalogadas. De la mano de un guía, lo recorrerás para conocer su abundante fauna y flora. Después de comer, una buena opción para hacer bajar la comida, es dar un paseo en caballo por los aledaños de Tornabous. Hacer esta actividad en primavera es especialmente agradable, porque esta es una región dedicada al cultivo de árboles frutales y durante esta estación florecen e impregnan el aire de un sedoso aroma afrutado.

Al acabar el paseo ecuestre, te recomendamos que te acerques a El Palau d’Anglesola para probar el queso artesano de cabra. Si eres un purista del queso, mejor que optes por degustar los de leche cruda. En cambio, si prefieres un sabor más suave, escoge cualquiera de los que elaboran con leche pasteurizada. Aunque la mejor opción, es que pruebes las dos variedades porque son realmente exquisitas.

Estany d'Ivars i Vila-sana. Patronato de Turismo de Lleida / Oriol Clavera

Estany d’Ivars i Vila-sana. Patronato de Turismo de Lleida / Oriol Clavera

Día 8: Urgell sobre dos ruedas

Si tienes un cierto espíritu de salmón y te gusta ir a contracorriente, presta atención porque esta ruta te interesa. ¿Conoces el Camino Ignaciano? Este recorrido transcurre en el sentido opuesto al Camino de Santiago. Es la ruta de peregrinación que sigue los pasos de Ignacio de Loyola desde su casa natal en un palacio de Azpeitia, en el País Vasco, hasta la cueva de Sant Ignacio de Manresa, en Catalunya. Para el octavo día, te proponemos hacer un tramo en bicicleta de esta ruta, el que une Bellpuig y Verdú. Su dificultad es moderada y el recorrido está bien señalizado.

La tarde sigue sobre ruedas. De Verdú te sugerimos que vayas hasta Secans de Belianes-Preixana. Un paseo en bicicleta por este espacio natural protegido es una alternativa muy adecuada si vas con niños pequeños. Toda la zona de los Secans es plana, por lo que pedalear por ella es muy sencillo. No os daréis ni cuenta y ya habréis recorrido los 12 kilómetros del itinerario.

Día 9: Pasa la noche en el monasterio de Vallbona de les Monges

Al llegar a Guimerà no te sorprenderías si la gente se desplazara a caballo o si te encontrarás a un juglar ofreciendo su espectáculo en la plaza. Te lo tomarías con total naturalidad porque el pueblo parece que quedó anclado en la época medieval. Las calles forman un laberinto con paredes de piedra que desembocan en la iglesia de Santa Maria o en el Castillo. Una visita por el núcleo antiguo de Guimerà, es la manera ideal para arrancar el noveno día de ruta.

Núcleo antiguo de Guimerà. Agència Catalana de Turisme / Juan José Pascual

Núcleo antiguo de Guimerà. Agència Catalana de Turisme / Juan José Pascual

Después del medievo puedes viajar al pasado más contemporáneo en Vallbona de les Monges. La presencia de la Guerra Civil sigue presente, tanto en el imaginario colectivo como en el paisaje. En los alrededores de esta población el ejército republicano hizo construir un tramo de la línea defensiva L-2 para defenderse de los ataques de las tropas franquistas. La línea aún se conserva, y la Ruta del Cister promueve las visitas comentadas a este vestigio militar. Allí encontrarás trincheras, nidos de fusileros, trincheras cubiertas, nidos de ametralladoras y observatorios, todo envuelto en una atmosfera sobrecogedora por el recuerdo de la batalla.

En Vallbona de les Monges también tienes su monasterio. Es el cenobio cisterciense femenino más importante de Catalunya, con más de 850 años de historia. Y si te apetece un descanso sereno, en la hospedería del monasterio dispones de habitaciones para pasar la noche.

Interior del monasterio de Vallbona de les Monges. Agència Catalana de Turisme / Imagen M.A.S

Interior del monasterio de Vallbona de les Monges. Agència Catalana de Turisme / Imagen M.A.S

Día 10: La memoria histórica de Les Garrigues

Ayer ya hiciste una aproximación al recuerdo de la Guerra Civil española en Vallbona de les Monges, hoy te sugerimos profundizar un poco más en el tema. En el pueblo de Alfés tienen un aeródromo, construido en 1929, que se convirtió en la principal base de la aviación republicana del frente de Aragón. Hay una visita guiada que te lleva por los espacios más emblemáticos de la instalación: los depósitos de agua y de combustible, dos refugios de defensa antiaérea con sus sistemas de trincheras, nidos de ametralladoras, el hangar, la pista principal y el polvorín.

A continuación, en la bodega Vinya els Vilars te abren las puertas para que degustes sus vinos DO Costers del Segre. Todos sus caldos están criados entre 6 y 24 meses en barricas de roble francés. Tienes desde el sabor profundo del Vilars al aroma aterciopelado del Gerard 2010.

El broche final a este recorrido por las Terres de Lleida lo pondrá la ruta de geocaching en bicicleta siguiendo la cuarta acequia del Canal d’Urgell, entre Les Borges Blanques y Juneda. Intenta localizar todos los cachés, o pistas escondidas, que hay a lo largo del recorrido. Pero recuerda, aquí lo importante no es lo que vas a encontrar, sino el camino que vas a recorrer. ¡Disfrútalo!

Más información:

Posts relacionados

La esencia de la Costa Brava

La esencia de la Costa Brava

La belleza del interior

La belleza del interior

Los Pirineos de Cataluña también son para el verano

Los Pirineos de Cataluña también son para el verano

Bienvenido a tu nuevo hogar: L’Empordà

Bienvenido a tu nuevo hogar: L’Empordà

La Gran Barcelona

La Gran Barcelona

La cuna del cava

La cuna del cava

La aventura de la alta montaña

La aventura de la alta montaña

Tierras del sur al completo

Tierras del sur al completo

El perfume histórico de la Costa Daurada

El perfume histórico de la Costa Daurada