La Gran Barcelona

La ciudad del modernismo es la antesala de una región de mil paisajes. Montserrat, El Montseny, Sitges, o El Penedès añaden espiritualidad, placer, arte y experiencias enológicas a una Barcelona mediterránea y pletórica. Te perderás un viaje más allá de Barcelona?

Día 1: Los imprescindibles de Barcelona: las creaciones de Gaudí y el Casco Antiguo

Tomar la bici para iniciar la exploración de Barcelona es una gran idea. Empieza con un tour guiado a dos ruedas partiendo desde el centro histórico de la ciudad. Te llevará hacia la montaña de Montjuïc, con parada en la Fundación Joan Miró y un recorrido por el Anillo Olímpico, que albergó los Juegos Olímpicos de 1992 y hoy es sede de acontecimientos deportivos y conciertos. Atento a las vistas desde los jardines de Miramar, tal vez las mejores de la ciudad. Si viajas en familia, niños y adultos disfrutareis descubriendo el enigma de los diez dragones de Barcelona, en un paseo por la Ciutadella y el Barrio Gótico que desvela sus rincones secretos, custodiados por estos extraños seres fantásticos. Es otra de las decenas de rutas singulares que tienes para hacer en la ciudad.

No puedes esperar más. Necesitas conocer las dos obras más famosas de Gaudí y le dedicas la tarde del primer día. Empezarás por la Sagrada Família, el icono de la ciudad, y es mejor hacerlo con una visita guiada. Después disfrutarás del atardecer en un paseo por el parque de las maravillas, el Park Güell. El modernismo ya empieza a calarte en la piel!

Mirador en el Park Güell. Agència Catalana de Turisme

Mirador en el Park Güell. Agència Catalana de Turisme

Día 2: Naturaleza y modernismo en el Llobregat

Segundo día para explorar los Paisajes de Barcelona. El delta del Llobregat y su Parc Agrari es todavía un secreto para muchos visitantes. Los paseos a pie o en bici por este entorno natural con gran potencial ecológico pueden ser por libre o guiados. Además de disfrutar de una mañana tranquila a muy poca distancia de la ciudad, podrás divertirte haciendo de planespotter. Una zona del parque toca con el Aeropuerto del Prat, y se pueden ver los aviones despegar o aterrizar con una proximidad de vértigo!

Tarde para volver tras los pasos y la obra del maestro Antoni Gaudí. La colonia Güell, en Santa Coloma de Cervelló, es un complejo de viviendas industriales construidas a finales del siglo XIX. Esta colonia de construcción modernista es agradable y curiosa para un paseo para ver como vivian los obreros de la revolución industrial catalana. Nos lleva hasta un lugar sagrado para el genio, la Cripta Güell, el lugar donde Gaudí experimentó y diseñó su obra magna, la Sagrada Familia.

Día 3: Arte y Shopping

Jornada cultural. Es obligado visitar el bello Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), en el que sobresalen tanto el continente (el impresionante Palau de Montjuïc) como el contenido (la mejor colección de arte moderno catalán y una de las más completas del mundo en cuanto a pintura mural románica).

Reserva una tarde para las compras. Contrata un personal shopper para que te dirija a las tiendas más reconocidas y con más historia de Barcelona. El Paseo de Gracia es la Quina Avenida barcelonesa y es muy probable que acabes con más bolsas de las previstas inicialmente. El Eixample, El Born o Sants también son buenos barrios para darse un capricho. Un día es un día, y vale la pena tener un buen recuerdo de Barcelona para lucir en las grandes ocasiones.

Día 4: Tradición en El Penedès y salida artística en Sitges

Ruta en burricleta en el Penedès. Agència Catalana de Turisme / Marc Castellet

Ruta en burricleta en el Penedès. Agència Catalana de Turisme / Marc Castellet

Nos escapamos a El Penedès. Con parada obligatoria en alguna de sus innumerables bodegas. La experiencia enoturística clásica es conocer los entresijos de la elaboración del vino en una bodega, pero también hay otras opciones. El Centro de Interpretación del Cava es una immersión burbujeante a los vinos espumosos tan reconocidos de esta comarca. Y inciativas como la de las bodegas Albet i Noia permiten circular en bici eléctrica o Segway entre los bellos paisajes de viñedos de la zona.

Ocasión indicadísima para meternos dentro de los castellers. La colla más reconocida internacionalmente es la de Els Castellers de Vilafranca, que tienen el local en la capital de El Penedès. En Cal Figarot organizan talleres para ser uno más en las espectaculares construcciones humanas que son capaces de elevar, también en los ensayos. Te atreves a subir?

Acabaremos el día en la costa, junto al Mediterráneo. Sitges es sin duda una de las localidades con más encanto del litoral barcelonés. Su casco viejo tiene grandes resonancias literarias y artísticas: el Cau Ferrat, el Palau de Maricel… Con una ruta por los talleres de pintores locales te adentrarás en el hervidero cultural que es esta hermosa población marinera. Sin duda buena ocasión para comprar algun cuadro de recuerdo.

Vista aérea de Sitges. Diputació de Barcelona

Vista aérea de Sitges. Diputació de Barcelona

Día 5: Montserrat, la montaña de la virgen negra

El quinto día puede ser perfecto para acercarse hasta el Parque Natural de Montserrat, visitar a la famosa virgen negra de ‘la Moreneta’ en el monasterio y conocer las obras de su museo. La subida en el Aeri es una gran experiencia paisajística.

Con la compañía de un experto en biología, puedes subir hasta el punto más alto de la montaña para admirar no solo las vistas sinó también la fauna y flora autóctonas. Y después, puedes degustar los Aromas de Montserrat. Los monjes de la comunidad montserratina han adquirido gran conocimiento de las hierbas aromáticas de estos parajes y elaboran un licor popular con los productos de esta montaña.

montserrat Rosiel D'Assumpçao

Monasterio de Montserrat. Agència Catalana de Turisme / Rosiel D’Assumpçao

De vuelta a Barcelona, puedes dar un paseo entre las casas modernistas de Terrassa y aprender de su pasado industrial en el Museo de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya. Y participar de un taller de técnicas tradicionales de producción textil en la misma ciudad. La fiebre de tricotar está más en boga que nunca!

Día 6: Jornada deportiva. Patines y fútbol

Otro día en la ciudad. El sexto lo podemos reservar para un recorrido guiado sobre patines en línea, disfrutando de Barcelona como un auténtico roller con fotos y vídeos realizados por un profesional. No en vano la ciudad es considerada una de las mecas europeas del skate y del patinaje urbano. Skaters de todo el mundo viajan a Barcelona para unos días de trucos por las calles de la capital catalana.

No puede faltar en esta ruta una visita al Camp Nou y el Museo del FC Barcelona. El club está en el adn de esta ciudad y si tienes ocasión de sacar entradas para ver algún partido será una experiencia que no olvidarás facilmente. Suele haber asientos disponibles hasta minutos antes de empezar cada partido.

Día 7: Gastronomía y mercados de Barcelona

Mercat Santa Caterina Barcelona

Mercat de Santa Caterina (Barcelona). Agència Catalana de Turisme/Lluís Carro

Debajo del maravilloso tejado del Mercat de Santa Caterina, cientos de barceloneses encuentran cada día el alimento para ponerse en la boca. Barcelona conjuga la arquitectura icónica con la cotidianidad con una facilidad asombrosa. Lo mismo pasa en el Mercat de la Boqueria, lugar de peregrinaje turístico pero también mercado de abastos de los vecinos diariamente. Existe una ruta ideal para conocer la cultura gastronómica de Barcelona y sus mercados y otra gymkana entre mercados que te permite probar los platos típicos catalanes.

Y por la noche, un clásico visto desde una perspectiva inédita. La Pedrera, uno de los más bellos edificios construidos nunca cobra vida cuando se pone el sol. Pedrera Secreta es un recorrido íntimo y muy sensorial (con sugerentes proyecciones, hologramas..) para conocer en plena noche los rincones de este emblema del modernismo y la vida de sus vecinos desde hace más de 100 años. Acabarás celebrandolo con los compañeros de ruta con una copa de cava.

Día 8: Levitar por tierra y agua

El Segway es aquel innovador sistema de transporte a dos ruedas que se conduce con el peso del cuerpo. Se inventó para la ciudad pero ¿sabes que ya se puede montar en Segway de montaña? En el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac una empresa ofrece la posibilidad de pasear por la naturaleza a caballo de este curioso transporte personal eléctrico. Hay itinerarios por el Coll d’Estenalles y por la Vall d’Horta.

Mereces una tarde de relax y bienestar. Caldes de Monbui es una de las localidades con tradición de balnearios. En Hotel Vila Caldes, por ejemplo, te proponemos un circuito termal de piscinas con jets y burbujas, jacuzzi, vaporarium y una cena con menú Burg & Gin-tonic para culminar el día.

Día 9: Montañas de Barcelona. Montseny y Montnegre

El Parque Natural del Montseny nos espera el octavo día para sorprendernos con sus paisajes, tanto pie a tierra como en un vuelo en globo. Desde Cardedeu podemos salir con la compañía de Globus Voltor en una experiencia más que recomendable para aquellos que no han probado nunca un vuelo sin motor. Las vistas del Montseny y de la costa de Barcelona son de las que quitan el aliento. También podemos aprovechar para iniciarnos en la marcha nórdica con una ruta por las montañas del Montnegre, saliendo desde Pineda de Mar, en la costa de El Maresme, o hacer un tramo del camino de ronda que une poblaciones como Calella y Sant Pol de Mar.

Si el día ha empezado activo, acábalo activo! En el Club Nàutic de Calella organizan excursiones en kayak por la costa. También iniciaciones a la vela o al windsurf. Si es verano y suben los termómetros, no hay excusa para echarse al mar!

Día 10: Velocidad y pausa para el último día.

Una experiencia de lujo para acabar las vacaciones. Has soñado alguna vez estar al volante de un coche de carreras? De un Ferrari o un Porsche de alta gama? Y hacerlo en un circuito del mundial de Fórmula 1? Lo puedes convertir en realidad en el Circuit de Barcelona – Catalunya. Enfúndate el casco, pon cara de velocidad y acelera, a vivir el CircuitCat Experience!

Formula 1 : Jordi Cotrina

El Ferrari de Fernando Alonso en el Circuit de Barcelona – Catalunya. Agència Catalana de Turisme / Jordi Cotrina

Últimas horas en Barcelona. Es indispensable que no olvides el paseo por el recinto modernista de El Hospital de Sant Pau. És el espacio modernista más grande del mundo. Esta maravilla del arquitecto Lluís Domènech i Muntaner se ha rehabilitado en un proceso muy meticuloso durante los últimos años y ahora luce con todo su esplendor. Valora seriamente la oportunidad de visitarlo con un guia.

Fin de trayecto. Te revelamos un secreto para acabar con buen sabor de boca. El barrio gótico esconde mil sorpresas, también a los barceloneses. Pocos conocen que en el umbral de la antigua muralla medieval de la ciudad hay uno de los palacios privados más excepcionales de Barcelona, el Palau Requesens. Aquí, tres noches a la semana organizan visitas vespertinas con un final gastronómico. Ofrecen un menú inspirado en la cocina catalana de los siglos XV y XVI, una excelente forma de sentir el pasado medieval de esta ciudad bien adentro. La música y la danza haran de la velada un recuerdo imborrable de Barcelona.

Más información:

[thinglink https://www.thinglink.com/scene/662276519715930113 w=»840″]

La imagen de portada es Barcelona desde el aire. Agència Catalana de Turisme / Rosiel d’Assumpçao

Posts relacionados

La aventura de la alta montaña

La aventura de la alta montaña

La cuna del cava

La cuna del cava

La esencia de la Costa Brava

La esencia de la Costa Brava

Bienvenido a tu nuevo hogar: L’Empordà

Bienvenido a tu nuevo hogar: L’Empordà

Tierras del sur al completo

Tierras del sur al completo

El perfume histórico de la Costa Daurada

El perfume histórico de la Costa Daurada

Cinco maneras de recorrer las Terres de Lleida

Cinco maneras de recorrer las Terres de Lleida

La belleza del interior

La belleza del interior

Los Pirineos de Cataluña también son para el verano

Los Pirineos de Cataluña también son para el verano