Cal Crispí, Bed & Breakfast y avellanas en Muntanyes de Prades

Hace 17 años Sergi montó en el corazón de Prades un alojamiento rural en una casa de la familia. Cal Crispí es una casa de pueblo de finales del siglo XIX, restaurada y convertida en Boutique Bed & Breakfast. Antes de empezar esta aventura, Sergi había trabajado cuidando campos de avellanos de la zona de Prades.

Un día, al poco de recoger las avellanas, y antes de llevarlas a la cooperativa, unos ladrones le robaron toda la cosecha. Esta mala experiencia le hizo cambiar de rumbo laboral y decidió dedicarse a otra cosa. El proyecto de Cal Crispí estaba a punto de nacer.

La casa se alquila por habitaciones. Hay un par que están en la buhardilla y un estudio que es casi un apartamento, con baño, cuarto de estar y capacidad para 5 personas. Todas tienen un ambiente cálido y acogedor, un poco como es Sergi. Él prepara los desayunos, donde no faltan las avellanas. El resto de las comidas los huéspedes las hacen fuera, pero no muy lejos, porque al lado de la casa hay un restaurante casero donde pueden comer. Seguro que probarán las famosas patatas de Prades.

Sergi es un chico que siempre está pendiente de las necesidades de sus huéspedes, y también es una persona activa, no para nunca. Es guía de montaña y cuando las obligaciones de la casa se lo permiten se va a practicar una de sus pasiones: la escalada. También da clases de yoga en el pueblo. En la casa no, pero los huéspedes disponen de una sala de yoga y de meditación para que la utilicen cuando quieran.

Ahora quiere dar un nuevo rumbo a su vida, y dejará Cal Crispí. Pero lo dejará en buenas manos, las de Enric, que ahora mismo ya le ayuda en el día a día de la casa.

El trato con la gente es lo que Sergi considera más importante para dirigir un alojamiento rural. Saber qué necesitan y proponerles los planes más adecuados según sus necesidades. Si quieren andar tanto un par de horas como 7, les propondrá un plan irresistible para aprovechar la jornada en este entorno rural de las Muntanyes de Prades.

Al lado de la casa se pueden realizar muchas actividades deportivas al aire libre, como todo tipo de excursiones a pie, a caballo o en BTT por el Espacio Natural Protegido de Muntanyes de Prades. Sergi, experto escalador, recomienda hacer escalada por los riscos de Siurana, Arbolí y Montsant y navegar en canoa o kayak por el pantano de Siurana. Para hacer un poco de cultura, recomienda una visita al Real Monasterio de Santa Maria de Poblet, una de las principales joyas del arte cisterciense catalán que forma parte de la Ruta del Cister, que enlaza los tres monasterios reales de Cataluña.

Otra opción cerca de la casa es visitar y recorrer las murallas de la villa medieval de Montblanc. Sin olvidar el núcleo histórico de Prades, con sus murallas y la iglesia de Santa María la Mayor, un templo de estilo gótico del siglo XIV.

Más información: Cal Crispí