Delicias de los Pirineos de Cataluña: productos IGP y DOP

A los Pirineos de Cataluña se va a disfrutar de la naturaleza, de las actividades al aire libre, del esquí, de la cultura y de la buena mesa.La gastronomía pirenaica tiene, como diría el escritor Josep Pla, «memoria, reposo, sentido del tiempo, lealtad y afecto por las cosas terrenales». La esencia de esta cocina, que te espera en los restaurantes de la zona, son unos productos autóctonos exquisitos, algunos de los cuales, reconocidos con los distintivos de calidad establecidos por la Unión Europea, Denominación de Origen Protegida (DOP) e Indicación Geográfica Protegida (IGP). Cada una de estas delicias de los Pirineos de Cataluña personifica el trabajo del productor local, la tradición y la conexión con el entorno.

Productos con Denominación de Origen Protegida

Una de las joyas pirenaicas son los productos lácteos. En las comarcas del Alt Urgell y la Cerdanya elaboran quesos con leche fresca de vacas frisonas autóctonas de estas comarcas de una calidad excelente, que han sido reconocidos con un sello DOP. De textura tierna y cremosa, su sabor es suave y equilibrado.

Sin moverte del Alt Urgell y la Cerdanya encuentras la mantequilla, también con sello DOP. La nata con que se produce se madura lentamente con fermentos lácteos, siguiendo el método tradicional, esto le da una textura untuosa que la hace inconfundible.

Poma de Girona, producto con sello IGP

Poma de Girona, producto con sello IGP

Productos con Indicación Geográfica Protegida

La gastronomía pirenaica es una combinación de sabores fuertes y aromas de gran intensidad, platos elaborados con paciencia, donde la ternera es un ingrediente recurrente. En los Pirineos de Cataluña se cría ternera de gran calidad, que dispone de sello IGP. La maduración de siete días, como mínimo, le aporta la ternura, el sabor y la textura que la diferencian del resto de carnes del mercado.

Y cuando la comida es buena, y los platos pirenaicos lo son, siempre invita a mojar pan. Y para ello nada mejor que el pan con sello IGP Pa de Pagès Català. Lo encontrarás en algunos hornos y restaurantes de la zona. Se trata de un pan tradicional, redondo, de corteza gruesa y crujiente y miga esponjosa. Es tan bueno por su proceso de elaboración, que se hace siguiendo los métodos tradicionales, con fermentaciones lentas y realizando manualmente, como mínimo, el formato.

En la despensa pirenaica también tiene un lugar reservado la manzana de Girona, con sello IGP,  cultivada en la zona más oriental de los Pirineos de Cataluña. Tiene cuatro variedades: golden, gala, granny smith y red delicious.

Viñedos de la bodega Castell d'Encús / Marc Castellet

Viñedos de la bodega Castell d’Encús / Marc Castellet

Marida la cocina pirenaica con vinos

La deliciosa gastronomía de los Pirineos de Cataluña tiene en los vinos un complemento perfecto. Ya sea para acompañar una comida o visitando alguna de las bodegas de la zona después de una jornada de nieve, aprovecha tu escapada pirenaica para descubrirlos. Te ofrecen experiencias enoturísticas diversas, desde degustaciones tradicionales hasta visitas teatralizadas o tratamientos de vinoterapia.

En la comarca del Pallars Jussà podrás probar los vinos de cuatro bodegas de la DO Costers del Segre, que forman parte de la Ruta del Vi de Lleida. Son los de Castell d’Encús, Mas Garcia Muret, Sauvella y Vila Corona. Los vinos que elaboran tienen una personalidad muy marcada por el clima y el entorno donde crecen las viñas, algunas de las cuales plantadas a más de 1.000 metros de altura.

Justo en el extremo opuesto de los Pirineos, la comarca del Alt Empordà es la cuna de un buen puñado de bodegas de la DO Empordà, incluidas en la Ruta del Vino DO Empordà. En este territorio la tradición vinícola se remonta hasta 2.000 años atrás, cuando los griegos implantaron los viñedos en estas tierras.

Tienes una excusa más para acercarte a los Pirineos de Cataluña a saborear sus delicias. Pruébalas y repetirás.

Te proponemos

Una estancia con aromas pirenaicos en los hoteles gastronómicos

Una estancia con aromas pirenaicos en los hoteles gastronómicos

Esta es una propuesta para amantes del descanso y la buena mesa. En Cataluña hay más de 45 hoteles gastronómicos especializados en cocina catalana.

Comer como un ‘foodie’ en los hoteles gastronómicos de los Pirineos

Comer como un ‘foodie’ en los hoteles gastronómicos de los Pirineos

Aquí van siete Hoteles Gastronómicos más para que vayas donde vayas a disfrutar de la nieve descanses y pruebes su cocina.