El gran espectáculo del Carnaval

El Carnaval es una fiesta popular muy celebrada en toda Cataluña. Su origen se remonta a las antiguas fiestas paganas que se celebraban en la época de los griegos y los romanos, coincidiendo con la llegada de la primavera.

La diversión del rey Carnestoltes (Carnaval) y la seriedad de la Cuaresma marcan la celebración de esta fiesta de arraigada tradición cristiana. El pistoletazo de salida para el desenfreno, los disfraces y los excesos es el Dijous Gras, cuando comienza el reinado del Carnestoltes y los desfiles y comparsas salen a la calle.

Siete días después de mucha fiesta se celebra el Miércoles de Ceniza, día del entierro de la sardina. Esta ceremonia teatral significa la muerte del Carnestoltes y el fin de la diversión para dar paso al sacrificio y la penitencia de la Cuaresma.

La gastronomía también es protagonista del Carnaval, durante el cual, según la tradición, se come la típica butifarra de huevo y la coca de llardons (chicharrones). Comidas abundantes y contundentes que antiguamente se sustituían por sopas, verduras y agua cuando empezaba la Cuaresma.

Una de las curiosidades de esta festividad es que cada año se celebra en una fecha diferente, siempre determinada por el Domingo de Ramos, una celebración que varía según el calendario lunar.

Algunos de los Carnavales más destacados de Cataluña son los de Barcelona, Solsona, Sitges y Vilanova i la Geltrú.