Etapa 3: El Palau d’Anglesola-Verdú

El camino de este tramo discurre paralelo al Canal d’Urgell. Es una obra hidráulica del siglo XIX de gran complejidad que trae agua del río Segre para regar los campos de cultivo de la Plana de Lleida. En menor medida, también se utiliza para uso doméstico e industrial.

La ruta sigue, atravesando los pueblos de Castellnou de Seana y Bellpuig. En esta población haz un alto en el camino para visitar el convento de Sant Bartomeu. Este templo cuenta con un claustro de estilo gótico florido, con elementos renacentistas. Fíjate en los motivos florales de la segunda galería, ya que es única en Cataluña. La etapa continúa hasta Verdú, una población rodeada de viñedos de la DO Costers del Segre, donde puedes visitar la ermita de Sant Miquel, un edificio gótico de una sola nave.