La Ruta del Vino DO Costers del Segre

Siguiendo la Ruta del Vino DO Costers del Segre a través de esta rica y diversa tierra vitivinícola, es difícil imaginar que casi desapareció cuando se produjo la plaga de la filoxera a finales del siglo XIX. Y, ciertamente, esto habría ocurrido si no hubiera sido por la obra de visionarios como Manuel Raventós, el hombre del éxito de la bodega Raimat. Él fue el hilo conductor del renacimiento de la viticultura en esta región del interior de Cataluña a principios del siglo XX.

La DO Costers del Segre se extiende por un territorio muy amplio, con 4.172 hectáreas de viñedo que cubren desde los terrenos de la Plana de Lleida hasta las montañas que ascienden al Prepirineo, con viñas cultivadas cerca de los 1.000 metros de altitud, donde se elaboran magníficos vinos de altura.

La personalidad de los vinos de la DO Costers del Segre se debe en gran medida a la naturaleza de cada zona y a un clima interior relativamente poco afectado por el mar. De hecho, es la DO catalana más alejada del mar. La exposición amplia al sol, las temperaturas contrastadas y las precipitaciones bajas, compensadas por las nieblas de invierno que rodean el paisaje en blanco, proporcionan un entorno ideal para la maduración de la uva, ya sean variedades autóctonas como la garnacha, el trepat, macabeo y parellada, o importadas como el cabernet sauvignon, merlot, chardonnay.

Una aventura enológica por el interior de Cataluña

Conocer el mundo enológico de la DO Costers del Segre es una aventura en sí misma y una oportunidad para explorar una bonita zona de Cataluña, las Terres de Lleida, su gastronomía, su paisaje y su patrimonio cultural. Por ejemplo, la Ruta del Vino de Lleida reúne diversas experiencias enoturísticas sostenibles, como desayunos de campo entre viñedos, visitas guiadas tematizadas o, incluso, carreras de trail running.

En las Terres de Lleida también puedes complementar la visita a bodegas con planes culturales muy atractivos, o con el descubrimiento de productos típicos de la región. Entre las múltiples propuestas de disfrute destaca la Ruta del Aceite, un itinerario que conecta una treintena de poblaciones de las comarcas de les Garrigues, Urgell, la Noguera y el Segrià dedicadas a la producción de aceite de oliva, que conforman la denominación de origen protegida les Garrigues. Además, muchas bodegas organizan actividades que combinan el enoturismo y el oleoturismo.