Mas Garganta, una masía sostenible entre los volcanes de La Garrotxa

Mas Garganta es una casa rural que funciona desde 1992. Inés, su propietaria, la heredó de su abuelo y la reformó para vivir y criar a sus hijos en un entorno natural y tranquilo. Esta masía del s. XIV, convertida en alojamiento rural, está situada en la Vall d’en Bas y rodeada del paisaje único del Parque Natural de la Zona Volcànica de la Garrotxa.

La casa rural está integrada por una casa grande de 12 habitaciones –se puede alquilar entera o por habitaciones–, la cabaña del bosque donde se hacen las actividades y un espacio en la finca, habilitado para hacer glamping, una modalidad de acampada con todos los servicios necesarios. En la casa grande hay dos espacios especiales para disfrutar de la estancia: una cocina con un gran hogar y una galería para relajarse y disfrutar de las vistas al Puigsacalm.

Mariana, la hija de Inés, es quien se encarga de recibir a los visitantes y hacerles sentir como en casa. Aquí, los padres pueden relajarse y descansar un poco de los niños, gracias al servicio de guardería que ofrecen. También probar una comida casera de payés con el servicio de media pensión. Los desayunos y cenas se elaboran con productos frescos cosechados del huerto de la casa o de campos locales.

La sostenibilidad la tienen muy en cuenta en Mas Garganta. Convierten en compuesto el estiércol de los animales para abonar el huerto y utilizan la pastilla de jabón tradicional para lavarse las manos y también la usan para lavar la ropa. También aprovechan los restos de comida para dársela a los animales, una actividad que gusta mucho a los niños.

En la finca tienen cabras, conejos y caballos. Quien quiera puede darles de comer o bien ir a recoger huevos frescos al gallinero. Otras actividades que realizan en la finca son talleres de elaboración de infusiones de azahar o de tomillo del huerto de la casa y también preparar la crema catalana a la manera tradicional. Con un hierro calentado al fuego queman la parte superior de la crema.

Entre las actividades que se pueden realizar por los alrededores, Mariana recomienda hacer excursiones como la ruta por el camino de Sant Valentí, que finaliza en un mirador para disfrutar de las vistas de la Vall d’en Bas. Para las familias, un plan muy recomendable es hacer la Vía Verde del Carrilet. Este recorrido, que se puede hacer a pie o en bicicleta, sigue la antigua línea de ferrocarril Olot-Girona y recorre los valles de los ríos Fluvià, Brugent y Ter.

Otra opción es visitar el Parque Natural de la Zona Volcànica de la Garrotxa. Al lado de Santa Pau, un pequeño pueblo medieval, los niños podrán ver los cráteres más importantes de la zona, como el Croscat y el Santa Margarida. También recorrer en un carro tirado por caballos la Fageda d’en Jordà, un bosque de cuento de hadas donde las hayas parece que suben hasta el cielo.

Más información: Mas Garganta