Mercado Medieval de Vic

Con motivo de la celebración del Mercado Medieval de Vic, la primera semana de diciembre, las calles del centro histórico de la villa se engalanan para recrear esta época.

Se llenan de expositores con una oferta amplia y variada: artículos de decoración, joyería, hierbas medicinales, complementos de ropa, embutidos, quesos, conservas…

El mercado era el centro neurálgico de las villas medievales, allí donde todo ocurría. Los visitantes pueden pasear entre paradas y comer algo en las tascas medievales donde es costumbre probar el jamón a la brasa y las morcillas.

Las recreaciones de oficios medievales, donde los maestros artesanos muestran cómo se realiza el trabajo artesanal, como por ejemplo trabajar los metales, son muy realistas. Para entretener al público se organizan bailes, espectáculos de calle y actividades infantiles como talleres de manualidades con madera y de aprender a fabricar jabón.

El plato fuerte de la oferta cultural de esta fiesta es el Asalto del Altarriba, un recorrido teatral basado en unos hechos históricos que ocurrieron en la villa en el siglo XV. La representación tiene siete escenas que se representan en varios lugares de la ciudad y escenifican los enfrentamientos y traiciones entre señores de aquella época. En total participan 40 actores.