Recorriendo el litoral de la Costa Brava

En la Costa Brava los jardines botánicos se convierten en balcones con vistas al Mediterráneo. El fondo marino se descubre ante ti con sus aguas transparentes llenas de vida animal y vegetal. Los caminos de ronda te marcan el camino. Disfruta del mar y del litoral de la Costa Brava.  

A menos de una hora de Barcelona te espera una ruta de 3 días para disfrutar del turismo activo en la Costa Brava, al lado del Parque Natural del Montgrí, les Illes Medes i el Baix Ter y la Reserva Natural de las Illes Medes. Primavera y verano son buenas épocas para realizar este viaje, así puedes darte un chapuzón en sus calas.

El alojamiento de dos noches es en el Hotel Evenia Olympic Park de Lloret de Mar, un 4 estrellas que forma parte del complejo vacacional Evenia Olympic Resort. Ubicado en una zona tranquila cerca del centro, cuenta con servicios adaptados a las familias como una piscina tropical con islas y palmeras y un parque acuático.

 

Día 1: Visita al jardín botánico de Blanes y nordic walking en Lloret de Mar

La primera jornada de este viaje comienza con una salida a Blanes para visitar el Jardín Botánico Mar i Murtra. Está ubicado sobre un acantilado y ofrece unas buenas vistas sobre la Costa Brava, como si fuese un balcón sobre el Mediterráneo. El espacio cuenta con más de 4.000 especies de plantas procedentes de 5 continentes.

Durante el paseo, rodeado de plantas subtropicales y mediterráneas, bajarás por una escalinata que parece que conduce directamente al mar. También encontrarás templetes como el de Linné para observar el agua cristalina de la costa.

Por la tarde, de vuelta a Lloret de Mar, participarás en un taller de iniciación al nordic walking. Con esta modalidad de marcha con palos de esquí, descubrirás el entorno de la población practicando un poco de ejercicio. Disfrutarás de sus caminos de ronda junto al mar o quizás te apetezca subir hasta el castillo medieval de Sant Joan, ubicado en una colina.

 

Día 2: Las Illes Medes con visión submarina y excursión a caballo en L’Estartit 

De Lloret de Mar te trasladarás a L’Estartit, a una hora de distancia. Aquí te espera una excursión en barco con visión submarina organizada por L’Aventura Del Nautilus. Podrás observar la flora y la fauna de la Reserva Natural de las Illes Medes, un archipiélago de 7 islotes situado en el Parque Natural del Montgrí, les Illes Medes i el Baix Ter.

Esta reserva es un ecosistema de gran valor biológico y ecológico, considerado el mejor del Mediterráneo occidental. A bordo del Nautilus, un barco con cabinas sumergidas bajo el agua, navegarás cómodamente y podrás observar el fondo marino de la zona: praderas de posidonia, corales rojos, rayas, cangrejos, estrellas de mar… Desde el mar disfrutarás de las vistas al macizo del Montgrí, la cala Pedrosa o la cueva marina de la Roca Foradada.

Por la tarde, recorrerás el entorno natural de L’Estartit a lomos de un caballo. La excursión la organiza la Hípica Mas Paguina y dura alrededor de una hora. Un monitor experto te guía durante la ruta, que no requiere mucha experiencia. Durante el recorrido pasarás por espacios protegidos como la playa de la Gola del Ter, donde desemboca el río Ter en el mar.

'Vía Ferrata' de Sant Feliu de Guíxols.

‘Vía Ferrata’ de Sant Feliu de Guíxols.

Día 3: Vía Ferrata en Sant Feliu de Guíxols y visita al Museu Casa dels Gats en Lloret de Mar

La última jornada te trasladas a Sant Feliu de Guíxols para realizar una ruta por la vía ferrata de la cala del Molí, con Verd Mar Activitats. Esta vía ferrata, además de ser la única de Europa colgada sobre el mar, también es la única vía de acceso a la cala.

El recorrido se inicia en el Camino de Ronda que sigue el litoral, abriéndose paso entre pueblos marineros, calas y acantilados. A lo largo de la ruta suspendida por las rocas y con el mar a tus pies, encontrarás escalones y elementos de hierro que te ayudarán a escalar por las paredes. Además, estarás asegurado con un sistema de cableado específico.

La ruta está dividida en dos etapas, la primera de dificultad baja y la segunda de dificultad media. Si no deseas hacer la segunda, puedes volver al punto de partida. Verd Mar Activitats te facilita todo el material para realizarla.

De vuelta a Lloret de Mar, realizarás la última visita de la ruta, en el Museu Casa dels Gats. En él se exponen cerca de 1.800 objetos relacionados con los gatos, algunos de ellos con 5 siglos de antigüedad. Desde juguetes, monedas o menaje del hogar, hasta teléfonos, relojes, gafas o bisutería.

Además de la exposición, el museo también cuenta con una muestra de pinturas de diversos estilos y carteles de anuncios publicitarios donde los gatos son los protagonistas.

Antes de finalizar esta ruta junto al mar por la Costa Brava puedes relajarte en la zona de la piscina del hotel, que cuenta con un gran jardín y terraza.