Un viaje por la historia en Tossa de Mar

Tossa de Mar es conocida por sus playas y calas en un entorno natural prácticamente virgen. Pero ofrece mucho más: patrimonio romano, medieval y modernista, anécdotas para los mitómanos del cine y una cocina de primer nivel.

La villa ha sido poblada desde el paleolítico. Los romanos eligieron este lugar privilegiado de la Costa Brava para construir la ciudad de Turissa en el siglo I aC. Puedes disfrutar de su herencia en la villa dels Ametllers (Almendros), en el núcleo urbano, donde se conservan varios mosaicos.

En Tossa de Mar también te puedes adentrar en la etapa medieval. Durante la Edad Media, su casco antiguo se configuró como un recinto fortificado, el único de estas características que se conserva en el litoral catalán. Pasea por los callejones del recinto amurallado y llega hasta el faro, que acoge el Centro de Interpretación de los Faros del Mediterráneo.

En el casco antiguo encontrarás la famosa estatua de Ava Gardner. La actriz visitó las playas de Tossa de Mar durante el rodaje de la película Pandora y el holandés errante, en 1951, hecho que convirtió la villa en un destino turístico internacional.

Después, baja por el paseo marítimo hasta el centro del pueblo y visita edificios como la pequeña capilla blanca de la Mare de Déu del Socors, construida en época de piratería, o la casa Sans, de estilo modernista. Si continúas por el paseo, una pendiente te llevará hasta la Mar Menuda, pasando por la playa del Reig y la estatua de Minerva, y podrás admirar la panorámica del cabo de Tossa.

Caminando, te llegarán los aromas de la cocina marinera, que puedes probar en los diversos restaurantes del paseo marítimo. El plato por excelencia de Tossa de Mar es el cim i tomba, un guiso de pescado, patata y alioli. Este plato lo cocinaban los pescadores cuando salían al mar. Y hablando de gastronomía marinera, puedes acercarte a la antigua lonja del pescado de Ses Peixateries. Aquí se subastaba y vendía el pescado fresco hasta mediados de los años 90 y ahora es un espacio de homenaje al trabajo de las pescaderas, con una estatua que las recuerda.