Rutas para senderistas a los que ni la nieve los detiene

En invierno, el magnetismo de los Pirineos de Cataluña aumenta a cada paso que das. Contempla como el blanco de las cumbres se disputa con los tonos verde oscuro de los bosques y el gris azulado de los ríos la hegemonía de color en el paisaje. Las nieblas de los valles se encargan de añadir los matices cromáticos. Siente el rumor de la fauna alpina. En los Pirineos de Cataluña encontrarás infinidad de senderos para descubrir estas espectaculares estampas. A continuación te descubrimos algunos que te acercarán a rincones muy especiales.

Camin Reiau: Val d’Aran paso a paso

La ruta circular Camin Reiau te descubre los 33 pueblos de Val d’Aran. Discurre por los senderos que antiguamente eran las vías principales de comunicación entre los diversos núcleos habitados. La propuesta divide la ruta en 10 etapas de unos 15 kilómetros. Puedes adaptar el número de etapas a tu forma física o a los días que tengas disponibles.

Prat de Cadí desde Estana con raquetas

Con las raquetas puestas puedes adentrarte en el Parque Natural del Cadí-Moixeró, siguiendo el camino que va desde Estana hasta Prat de Cadí, uno de esos rincones naturales situado a 1.826 m de altura en los que merece la pena perder de vista al mundo. La zona es muy fría y el camino puede estar helado: las raquetas o los crampones serán muy útiles. Paseando por la cara norte del Cadí, descubrirás esta vertiente de la sierra con enormes paredes de roca que parecen acariciar las nubes y la gran biodiversidad que la puebla.

Prácticamente toda la ruta transcurre dentro del parque natural, que debe su nombre a las sierras del Cadí y del Moixeró, unidas por el collado de Tancalaporta y que dan lugar a una impresionante barrera montañosa de 30 km de longitud.

Ruta de Prat de Cadí/Rutes Pirineus

Ruta de Prat de Cadí/Rutes Pirineus

Ruta el Cinquè Llac: senderismo con la mochila a cuestas… o no

El Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici tiene muchas caras. Una de las más desconocidas es la que te muestra la ruta del Cinquè Llac (Quinto Lago). Es un itinerario de montaña lleno de magia: cada etapa se ha bautizado con el número de una leyenda pirenaica. La travesía dispone de cinco etapas: una de las más emblemáticas es la primera, la de la Giganta Dormida. A su paso por la sierra de Peracalç contemplarás unas panorámicas de postal del Pallars Sobirà.

Se puede hacer el recorrido durante todo el año a pie porque las nevadas en la zona no son muy intensas. Tiene como destino final el lago de Montcortès, el llamado Quinto Lago.

Lago Montcortès/Jordi Peró

Lago Montcortès/Jordi Peró

Ruta Caraglaçada: la versión invernal de la Ruta Caracremada

En total son 60 km de circuito lineal que se recorren con raquetas de nieve. Se puede completar en 4 días, durante los cuales transitarás por algunos de los valles más bellos del Prepirineo. La ruta Caraglaçada tiene Rasos de Peguera, en el Berguedà, como punto de salida y  el Port del Comte, de llegada. Es la versión de invierno de la ruta del Caracremada, que era el apodo del último maqui catalán, gran conocedor de la zona. La ruta Caracremada es circular y empieza y acaba en Rasos de Peguera.

Ruta Caraglaçada/Pako Crestas

Ruta Caraglaçada/Pako Crestas

Montardo y Montardo pequeño por Cavallers con raquetas

Bien diferente es esta ruta por el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Es un clásico del senderismo catalán para hacer con raquetas de nieve: la ascensión al Montardo desde el embalse de Cavallers, en la Vall de Boí. La ruta transcurre íntegramente por el parque y se recorre en dos jornadas.

El primer día se sube hasta el bonito refugio Ventosa i Calvell, y el segundo día se culmina con el ascenso hasta la cima del Montardo, a más de 2.800 m. Esta es sin duda una de las mejores atalayas naturales para contemplar el mar de olas blancas que forman las cumbres nevadas de Aigüestortes en esta época del año.

Ruta del Montardo/Rutes Pirineus

Ruta del Montardo/Rutes Pirineus

GR-176: la ruta de las grandes ermitas

El GR-176 es una opción fantástica para conocer el legado románico en Cataluña. Es una ruta circular que transita por las comarcas del Berguedà, el Bages y Osona, entre los municipios de Navàs y Puig-reig, con el río Llobregat como eje vertebrador. La ruta enlaza más de veinte iglesias y ermitas de estilo románico, como la de Sant Cugat del Racó o Santa María de les Esglésies, ambas del siglo X. Las iglesias son el principio y final de las etapas que componen la ruta.

Elige una de las rutas, ponte las botas y comienza a caminar. Casi sin darte cuenta, sucumbirás a los encantos de los Pirineos de Cataluña.

Iglésia de Sant Cugat del Racó, una de las ermitas por donde pasa la ruta/Servicios Editoriales Georama

Sant Cugat del Racó, una de las iglesias por donde pasa el GR-176/Servicios Editoriales Georama

 

 

 

Posts relacionados

Rutas senderistas de un día por los Pirineos de Cataluña

Rutas senderistas de un día por los Pirineos de Cataluña

Maneras para disfrutar de los paisajes catalanes, las hay muchas y muy variadas. Una de las mejores para hacerlo cuando llega el frío es con las botas puestas. Cataluña está [...]

Senderismo en los Pirineos de Cataluña: con la guía senderista bajo el brazo

Senderismo en los Pirineos de Cataluña: con la guía senderista bajo el brazo

Los Pirineos de Cataluña están cruzados por kilómetros y kilómetros de senderos señalizados. Algunos se pueden hacer en un día y otros requieren varias jornadas para poder recorrerlos al completo. [...]

De travesía senderista por los dos grandes GRs de los Pirineos de Cataluña

De travesía senderista por los dos grandes GRs de los Pirineos de Cataluña

Con más de 1.000 kilómetros de senderos señalizados, los Pirineos de Cataluña son uno de las mejores destinos para los amantes del senderismo. De toda la red de itinerarios, el [...]