La Ruta del Vino DO Pla de Bages

La DO Pla de Bages es un territorio de contrastes donde los viñedos reposan protegidos a los pies de la montaña de Montserrat, un importante símbolo para la historia, la espiritualidad y la cultura catalana. De hecho, es la denominación de origen más cercana a este icono natural.

Situada en un espacio natural protegido de extrema belleza, entre las míticas cordilleras de Montserrat y la sierra de Castelltallat, el parque natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac y el macizo del Montcau, la región invita a los visitantes a disfrutar de varias atracciones enoturísticas siguiendo la Ruta del Vino DO Pla de Bages.

El punto de partida de este camino vinícola puede ser el monasterio de Sant Benet de Bages, con viñedos documentados desde el siglo x y una gran bodega gótica. La Ruta del Vino DO Pla de Bages también incluye experiencias culturales enoturísticas, actividades, deportes, paseos en bicicleta o un “tren del vino”. Los más aventureros incluso podrán descubrir los viñedos a vista de pájaro en globo, ultraligero o parapente biplaza, contemplando la espectacular cara norte de Montserrat.

Patrimonio vinícola excepcional

Hoy en día, esta pequeña región vitivinícola de Cataluña acoge grandes vinos, muchas propuestas enoturísticas y un patrimonio vinícola único en Europa, que incluye sus singulares tinas de piedra seca situadas junto a las viñas.

Las tinas de piedra seca son la joya de la corona de las diversas atracciones enoturísticas de la DO Pla de Bages y se conservan alrededor de 4.000. Eran unas construcciones que permitían a los agricultores atender los viñedos y almacenar las uvas recolectados.