La Bisbal d’Empordà, tradición ceramista de renombre internacional

Los colores de la cerámica conforman el paisaje urbano de La Bisbal d’Empordà desde el siglo XVI. En esta villa de gran tradición ceramista y de referencia internacional se producen gran variedad de productos bajo la marca “Cerámica de la Bisbal”, que certifica su autenticidad.

La artesanía es un rasgo diferencial de esta ciudad con carácter que forma parte de una Zona de Oficios Singulares, junto con los municipios próximos. Esta reúne maestros artesanos de la piedra, la piel, la madera, el metal, la joyería… Para entender la pasión por la cerámica de La Bisbal, es muy recomendable visitar el Terracotta Museu, donde se exponen más de 6.000 piezas de cerámica, herramientas y enseres.

Pero el espíritu creativo de la ciudad no acaba aquí. También hay una gran presencia de establecimientos de interiorismo, restauración y antigüedades que completan su oferta artesana. En la calle de la Aigüeta se concentran buena parte de las tiendas de cerámica que exponen sus creaciones en el exterior. También hay obradores, algunos visitables, y salas de exposiciones.

El núcleo antiguo de La Bisbal d’Empordà con sus callejones estrechos invita a dar un paseo y visitar el castillo palacio. Este edificio románico construido entre los siglos XI-XII fue la residencia de los obispos de Girona. Desde su atalaya se puede observar la llanura ampurdanesa y Les Gavarres.

Disfrutar de experiencias enoturísticas en las bodegas próximas de la DO Empordà es otro atractivo del entorno natural de la ciudad. Un entorno que combina las llanuras de L’Empordà para hacer rutas cicloturísticas por los pueblos medievales de la zona y también recorrer en BTT o a pie el Espacio Natural Protegido de Les Gavarres para conocer su legado megalítico y medieval.