La Ruta del Vino DO Terra Alta

Mires donde mires, la viña está presente en la DO Terra Alta, sobre todo en la zona central, entre los 350 y 550 metros de altitud, con terrazas y bancales que se alternan con viñedos llanos y en el fondo de los valles, formando un vistoso mosaico de parcelas, pendientes y orientaciones. El otro factor diferencial de esta tierra vinícola de Cataluña es la apuesta por la variedad de uva garnacha. La región es el templo de la garnacha blanca, hasta el punto de crear el distintivo Terra Alta Garnatxa Blanca, reservado exclusivamente para los vinos blancos elaborados al 100% con garnacha blanca.

Su compromiso con la elaboración de grandes vinos de variedades, además de la garnacha, como la cariñena, es una de las claves de este éxito. Otra es su voluntad de adoptar nuevos métodos de producción que combinan la innovación y la tradición.

El resultado ha sido poner la DO Terra Alta en el mapa internacional de los vinos finos y convertirla en una de las regiones vitivinícolas más dinámicas del país, esforzándose constantemente por la excelencia y la producción de vinos que reflejan el carácter de esta región interior.

Las catedrales del vino de la Terra Alta

Siguiendo la Ruta del Vino DO Terra Alta puedes adentrarte en este universo enológico que incluye eventos de catas de vinos y visitas a bodegas, sesiones de vinoterapia, experiencias culturales, visitas al campo, ferias y festivales populares basados ​​en el vino y todo tipo de actividades con vinos y viñedos como sus ingredientes clave.

Las atracciones estrella son las «catedrales del vino» de Gandesa y Pinell de Brai, bodegas diseñadas por Cèsar Martinell, discípulo del famoso arquitecto Antoni Gaudí. Ambos edificios son, sin duda, ejemplos excelentes de arquitectura agraria modernista que se pueden encontrar en Cataluña.

Los enoturistas más activos puede recorrer la Vía Verde de la Terra Alta. Es un antiguo trazado de ferrocarril reconvertido en ruta ciclista que une las estaciones de Arnes y el Pinell de Brai y atraviesa las sierras de Pàndols y de Cavalls, con el río de la Canaleta como hilo conductor.