Los Pirineos de Cataluña también son para el verano

Sobrevolar los Pirineos, seguir el rastro de los genios Gaudí y Picasso, adentrarse en la cocina ecológica o conocer el pasado jurásico de Cataluña, son algunos de los ingredientes que encontrarás en esta ruta.

Dia 1: Puigcerdà de novel·la

¿Te suena el nombre de Carlos Ruiz Zafón? Es el autor de best sellers como ‘La Sombra del Viento’ o el ‘Juego del Ángel’. Precisamente, una parte de la trama de este último título se desarrolla en la ciudad de Puigcerdà. Allí han creado una ruta literaria que recorre todos los rincones que el escritor describe en la novela. Recorrer el municipio con el pretexto literario es un placer.

A escasos minutos de Puigcerdà podrás comprar algunos de los exquisitos productos lácteos del Molí de Ger. Su queso madurado Roques Blanques es un auténtico Gran Reserva. Para la tarde tienes dos opciones: si eres de espíritu intrépido, en el Aeródromo de la Cerdanya podrás practicar el vuelo sin motor y sobrevolar los Pirineos de Cataluña. Si no, puedes practicar el hándicap en el Real Club de Golf Cerdanya. Cuando hagas un swing i sigas la trayectoria de la bola con la mirada te parecerá que vaya a caer sobre una de las cumbres nevadas del horizonte.

Aeródromo de la Cerdanya. Agència Catalana de Turisme / Lluís Carro

Aeródromo de la Cerdanya. Agència Catalana de Turisme / Lluís Carro

Día 2: La huella de Gaudí en los Pirineos de Cataluña

Si hay una estampa típicamente nórdica, es la de un trineo de perros deslizándose por la nieve. En la estación de esquí de La Molina han adaptado este deporte al buen tiempo y hacen rutas en trineo por los bosques. Son excursiones de entre 5 y 15 quilómetros en un trineo con ruedas, especialmente adaptado para deslizarse por la tierra. Naturaleza, ecología, medio ambiente y amor por los animales.

La ruta seguirá en la Pobla de Lillet. Allí está los jardines más bonitos de los Pirineos de Cataluña, los Jardines Artigas. Cuando sepas el nombre de su autor, comprenderás que no exageramos en la descripción: fue Antoni Gaudí. Los proyectó por encargo de la familia Artigas, propietarios de Ca l’Artigas, una de las principales fábricas textiles de la zona, hoy factoría de papel. No nos movemos de la Pobla de Lillet, porque la siguiente propuesta es un recorrido en el Tren del Ciment. Te habrán hablado de rutas bien variadas, ¿pero alguna vez lo habían hecho de una sobre el cemento? No te preocupes, no es ninguna master class sobre geología, se trata la línea de ferrocarril que unía la antigua fábrica de cemento Asland de Castellar de n’Hug con Guardiola de Berguedà, desde donde partía la línea del ferrocarril de vía estrecha hacia Berga y Manresa. El viaje te mostrará un perspectiva completamente diferente del Berguedà.

Tren del ciment. Alpinista Samurai

Tren del ciment. Alpinista Samurai

Día 3: En Bagà descubre la cocina ecológica

El tercer día empieza con una caminata para estirar las piernas por el Parque Natural del Cadí Moixeró. Las dos grandes cordilleras del Cadí y del Moixeró forman una impresionante barrera montañosa, alargada de poniente a levante de unos 30 quilómetros. A veces, no es necesario irse a la otra punto del mundo para disfrutar de joyas paisajísticas.

Después de este paseo se te habrá abierto el apetito, así que la siguiente propuesta es gastronómica: un taller de cocina ecológica en Bagà. Conxita Carreres, una especialista en cocina natural te enseñará como unas recetas sanísimas par chuparse los dedos. La tarde la reservamos para visitar el Museo Fàbrica de Llanes, que conserva en perfecto estado la maquinaria original para trabajar la lana, y el Museo del Acordeón. ¿Sabías que hacia 1880 algunos agricultores y pastores de los Pirineos de Cataluña empezaron a tocar el acordeón? En este museo sabrás el porqué.

Museu de l'Acordió. Agència Catalana de Turisme / Marc Castellet Puig

Museo del Acordeón. Agència Catalana de Turisme / Marc Castellet Puig

Día 4: La marcha nórdica no para de ganar adeptos en La Seu d’Urgell

Cuando te preguntan cual es el deporte más completo que existe, lo más probable es que se te venga a la cabeza la natación. Pues deberías añadir a tu imaginario, la marcha nórdica. En La Seu d’Urgell cada día gana más adeptos porque, además de disfrutar de la naturaleza, trabajas el 90% de los músculos del cuerpo. Anímate a hacer una de las variadas rutas disponibles y descubrir esta actividad cardiosaludable.

La jornada seguirá en un jardín comestible. Sí, has leído bien, comestible. En el Jardí del Sabors, en la casa rural Cal Serni, pasearás por diferentes espacios naturales donde encontrarás plantas aromáticas, medicinales, vegetales, árboles frutales… para que sientas su aromas y paladees su sabor. El cuarto día del itinerario puedes concluirlo con una cata de quesos en Mas d’Eroles.

Día 5: Medicina ancestral en Ossera

El día de hoy lo acabarás convertido en un de doctor naturista amateur. Para ello, en Ossera aprenderás todos los secretos sobre las plantas medicinales. Aprenderás a crear aceite esencial de lavanda, pomadas cicatrizantes, aceites medicinales… ¡tu mejor botiquín será la naturaleza! Para complementar estos conocimientos de medicina natural, te sugerimos que incorpores algunos sobre gastronomía natural. En Cal Casal, también en Ossera, te enseñarán técnicas artesanales para elaborar mermeladas. Así podrás disfrutar de los sabores de primavera y verano, también en invierno. La siguiente propuesta, tienes que marcarla en rojo si viajas en familia.

Por la tarde acércate hasta el Zoo del Pirineu. Esta es la manera más rápida de conocer toda la fauna pirenaica de Cataluña explicada por un experto. Otra opción bien diferente, la tienes en Organyà. Siéntete libre sobrevolando en parapente la comarca del Alt Urgell.

Zoo del Pirineu. Agència Catalana de Turisme / Zoo del Pirineu

Zoo del Pirineu. Agència Catalana de Turisme / Zoo del Pirineu

Día 6: Gósol: el rincón que inspiró a Picasso

La relación de Picasso con Cataluña ha sido intensa y fértil. Sus diferentes estadas en estas tierras siempre daban frutos en forma de creaciones pictóricas. Uno de los rincones que el artista escogió para instalar su estudio fue Gósol. Allí creó obras como ‘El retrato de Gertrude Stein’ o ‘El harén’. Esa etapa fundamental en la carrera del artista la descubrirás con más detalle en el Centre Picasso, que recopila más de 300 facsímiles que el pintor creó en Gósol.

El día puede seguir cultural en La Vansa i Fórnols. Allí está la iglesia de Sant Julià dels Garrics, situada en el fondo del valle del río Bona y que fue construida en el siglo XI. En su interior se conserva un interesante retablo gótico, de finales del siglo XVI, dedicado a la vida de Sant Julià.

Gósol jugó un papel clave en la trayectoria de Picasso. Agència Catalana de Turisme / Servicios Editoriales Georama

Gósol jugó un papel clave en la trayectoria de Picasso. Agència Catalana de Turisme / Servicios Editoriales Georama

Día 7: Jornada jurásica en la Fumanya

Los dinosaurios son unos de los animales más fascinantes que han poblado la tierra. Asombran con solo pensar en sus enormes dimensiones. La Fumanya es un importante yacimiento paleontológico repleto de huellas de dinosaurio. Forman rastros de hasta 80 metros, algunos de ellos muy cercanos, y siguen una dirección paralela. La mayor parte de las huellas pertenecen al grupo de los saurópodos llamados ‘titanosaurios’. Para visitarlo lo tienes muy fácil con el Carrilet Verd, un trenecito con audioguía para que se te escape ningún detalle.

 

Por la tarde, si eres una persona activa, te gustará practicar el barranquismo y la escalada en alguna de las numerosas vías ferratas de Vallcebre. O si lo prefieres, adéntrate en el bosque con la mirada bien atenta para recoger setas, una tradición típicamente catalana.

El Berguedà es una de las mejores zonas para buscar robellones. Agència Catalana de Turisme / Gemma Miralda

El Berguedà es una de las mejores zonas para buscar robellones. Agència Catalana de Turisme / Gemma Miralda

Día 8: Fuives: la meca del burro catalán

En Cataluña hablar del burro catalán no es ni mucho menos una ofensa, se refieren a la especie de asno autóctona de la tierra. Está considerada una de las mejores razas del mundo por su gran tamaño que lo convierten en una herramienta de trabajo estupenda para cualquier agricultor. En Berga está Fuives, el centro mundial del burro catalán. Joan Gassó es el impulsor de este centro y él mismo os dará la bienvenida si te acercas a visitarlo. Incluso podrás comprar cosméticos elaborados con leche de burra. Quizás no poseen un nombre de marca muy atractivo, pero sus cualidades nutritivas para la piel son cuantiosas.

Después de la visita a Fuives acercate al Pantano de la Baells y disfrutar de las diferentes actividades acuáticas que se realiza: esquí acuático, canoas, wakeboard, salidas en piragua… Si aprieta la calor, lo agradecerás. Ahora que el final de la ruta está próximo, aprovechar para recargar un poco las pilas con un tratamiento de wellness en el Spa Berga Resort. ¿Conoces el mundo Terraké? Allí te explicarán lo que es.

Día 9: El pasado textil del Berguedà

Hoy te debes sentir como nuevo, después de la visita al Spa Berga Resort. Es un buen momento para coger la bicicleta, ¡y a rodar! La comarca del Berguedà te brinda unas condiciones excelentes para salir en bici: tiene senderos planos, con desniveles pronunciados, patrimonio cultural y riqueza natura. ¿Qué más se puede pedir? Otra buena opción para adentrarse en esta comarca es haciendo una ruta a caballo. Por el camino verás algunos de los rincones más bellos del Berguedà como: la montaña de la Figuerassa, las praderas de cereales de Espunyola… A muchos de esos lugares solo se accede gracias a este 4×4 equino.

Donde no necesitarás un caballo es en la ruta de las Colonias Téxtiles del Llobregat. Este es un tipo de construcción industrial típicamente catalán de finales del siglo XIX y comienzos del XX. La ruta tiene 32 quilómetros, así que tu decides si quieres dedicarle una jornada entera o escoger la etapa que mas te apetezca y hacerla. Conocer la historia de Cataluña es imposible sin saber lo que son las colonias textiles.

Colonia téxtil Cal Riera. Agència Catalana de Turisme / Turismo Verde S.L

Colonia textil Cal Riera. Agència Catalana de Turisme / Turismo Verde S.L

Día 10: Un día en la playa del Alt Urgell

En el interior a falta de playa, buenos son los pantanos. En el de Rialb, los paseos en kayak son una gozada gracias a la tranquilidad de sus aguas. Por supuesto, que si te apetece, igual que en cualquier playa, puedes tumbarte en la orilla a tomar el sol, ¡y además no acabarás rebozado de arena! El broche a esta ruta pirenaica lo pondrá la visita a las necrópolis neolíticas de Ceuró, Clots del Solà y Llor. Aquí descansa el orígen de la civilización catalana.

¿Tienes preparadas las maletas para visitar los Pirineos de Catalunya?

Más información:

[thinglink https://www.thinglink.com/scene/656764575055609858 w=»840″]

 

 

Posts relacionados

Tierras del sur al completo

Tierras del sur al completo

La cuna del cava

La cuna del cava

La esencia de la Costa Brava

La esencia de la Costa Brava

Bienvenido a tu nuevo hogar: L’Empordà

Bienvenido a tu nuevo hogar: L’Empordà

El perfume histórico de la Costa Daurada

El perfume histórico de la Costa Daurada

La Gran Barcelona

La Gran Barcelona

La aventura de la alta montaña

La aventura de la alta montaña

Cinco maneras de recorrer las Terres de Lleida

Cinco maneras de recorrer las Terres de Lleida

La belleza del interior

La belleza del interior