Leyendas

El Drac Gar i Got de Castelldefels

Hace muchos, muchos años, un dragón muy bueno con dos cabezas, una para vigilar el mar y la otra la montaña, se bajó de la montaña porque se sentía solo y llegó hasta Castelldefels, donde se quedó. Se llamaba Gar i Got y se dedicaba a defender la villa de las invasiones piratas. Pero un buen día, por desgracia, apareció una bruja para resucitar las fuerzas del mal: Lucifer y sus guardianas maléficas. A partir de entonces todo fue destrucción y oscuridad en la comarca. Para acabar con esta situación y devolver la alegría a la villa, el caballero Guifré el Pilós, con la ayuda del dragón, se enfrentó a la bruja. Guifré quedó malherido y al verlo, el dragón fue corriendo a buscar a las mujeres de agua que vivían en las fuentes y estanques cercanos para que le curaran. Finalmente, Guifré y el dragón Gar i Got, liberaron a la villa de las fuerzas del mal.

ACTIVIDADES PROGRAMADAS PARA EL HOLA FAMILIA