Leyendas

La Serpent de Castell – Platja d’Aro

Cuenta la leyenda que en Castell – Platja d’Aro vivía una serpiente enorme que llevaba en la boca una piedra preciosa que había encontrado en las profundidades del mar. Esta joya, muy brillante, le proporcionaba vitalidad y longevidad. La serpiente tenía por costumbre bajar cada día desde Fanals (parte de montaña de Platja d’Aro) hasta la playa para bañarse, pero antes de entrar en el agua, como era muy desconfiada, siempre escondía la piedra en la arena para no perderla. Un buen día, un rico heredero del pueblo, muy astuto, aprovechó mientras la serpiente se estaba bañando para robarle su más preciado tesoro. La serpiente, al darse cuenta, fue a buscarle a su castillo. Enfurecida, empezó a golpear el castillo con la cola hasta hundirlo y sepultar a todos los habitantes del castillo, pero el heredero ya había huido con la piedra. Desde entonces, jamás nadie ha vuelto a ver la serpiente.

ACTIVIDADES PROGRAMADAS PARA EL HOLA FAMILIA